162
162
 162
162

(AP) - Los hombres son más sucios que las mujeres, según un estudio de científicos que espiaron en baños públicos y comprobaron que una cuarta parte de los hombres abandona el sanitario sin lavarse las manos.

Los más sucios fueron detectados en un juego de los Bravos de Atlanta.

En contraste, el 90% de las mujeres se lava las manos después de ir al baño.

Los resultados fueron difundidos el miércoles por la Sociedad de Microbiología de Estados Unidos, que ya ha hecho estudios similares sobre cuántas personas toman en serio la medida considerada como la más fácil para mantenerse sano: pasar 20 segundos frotándose las manos con jabón frente a un grifo.

El estudio también explica por qué estos expertos en infecciones tienden a usar toallas de papel para abrir las puertas cuando salen del baño.

No hay forma contundente de saber qué gérmenes pudo haber dejado una persona antes de salir.

En 1996, la sociedad estudió por primera vez cuán a menudo las personas siguen el consejo de sus madres, de lavarse las manos siempre después de usar el retrete.

Investigadoras e investigadores, que se quedaron dentro de baños públicos maquillándose o peinándose mientras hacían cuentas clandestinamente, concluyeron que un tercio de las personas no se lava las manos.

El grupo patrocinó entonces una campaña de educación sobre cómo la simple práctica de lavarse las manos puede prevenir contagiarse de influenza, diarrea y otras enfermedades infecciosas.

Cada pocos años, los investigadores repiten su misión de espionaje.

Esta vez, un 83% de todas las personas se lavaron las manos, según la compañía de investigación Harris Interactive, que el mes pasado observó a más de 6,300 usuarios de baños públicos para entregarle sus resultados a la Sociedad.

Entre otros hallazgos del estudio:

? El peor caso de falta de higiene ocurrió en el estadio de béisbol Turner de Atlanta, donde el 37% de los hombres salió del baño sin lavarse las manos. De las mujeres, 16% no lo hizo.

? La estación de trenes Penn de Nueva York tuvo la mayor disparidad de género: 64% de los hombres se lavaron las manos, en comparación con el 92% de las mujeres. La estación Grand Central de la misma ciudad tuvo cifras similares.