Médicos especialistas sostienen que el uso del baño de vapor, durante 15 minutos diarios por dos semanas, aumenta el volumen de la sangre que es bombeada a través del cuerpo, lo que mejora el funcionamiento del corazón.

Esto se debe a una expansión de los vasos sanguíneos y a una menor resistencia al flujo de la sangre.

Por este motivo, un hospital en el sur de Japón ya está utilizando un baño sauna para tratar a pacientes con enfermedades cardiacas y otros problemas circulatorios, informó el sitio BBC Mundo.

La técnica también se está empleando para tratar a diabéticos con problemas de circulación en sus piernas. Este sistema ayuda a prevenir la amputación de las extremidades

El principal obstáculo para los especialistas fue encontrar un sauna adecuado, que produjera una temperatura uniforme, para poder evaluar debidamente sus resultados.

Luego de varios intentos, los doctores del Hospital Universitario de Kagoshima fabricaron un sauna que tiene capacidad para una sola persona, es portátil y se puede calentar con electricidad hogareña. Tardaron tres años en perfeccionar el baño.

Otros hospitales están realizando investigaciones conjuntas para verificar la efectividad del tratamiento.

Aunque éste ha tenido resultados más satisfactorios en algunos pacientes que en otros, los investigadores dicen que hasta ahora nadie ha informado que sus síntomas hayan empeorado.