Sergio Agüero, el juvenil que deslumbró en las primeras dos fechas del torneo Apertura, prometió que "en el único equipo de la Argentina en que voy a jugar es en Independiente".

Una frase similar se le atribuyó en su momento a Federico Insúa, actualmente en Boca Juniors, quien luego la desmintió, y al respecto Agüero manifestó que "entiendo la decisión del Pocho".

Respecto de Ricardo Bochini, antecesor ilustre con la misma camiseta número diez del equipo de Avellaneda, reveló el juvenil que "con el Bocha hablamos de todo, pero muy poco de fútbol. Es muy gracioso. Es una lástima no haber podido verlo jugar, yo era muy chico".

Agüero, la gran revelación en este comienzo de la temporada 2005/2006, realizó declaraciones publicadas esta mañana aquí por un matutino porteño, algunas de las cuales son las que aquí se reproducen.

"No sé si estamos para ser campeones -comentó-, es apresurado pensar en el título, tenemos que sumar muchos puntos por la situación en la que estamos, pero no dudo de que pelearemos arriba".

Agüero debutó en Primera División en 2003, cuando tenía sólo 15 años, lo que constituye un record, y ya se menciona la posibilidad de su transferencia al fútbol inglés, aunque adelantó que eso será sólo después de que cumpla los 19.

Confeso admirador de Carlos Tevez y del brasileño Ronaldo, la nueva joya del inagotable fútbol argentino se refirió a su entrenador, Julio Falcioni, de quien dijo que "le gusta demasiado la pelota parada, tal vez con Menotti (César) teníamos más fútbol y éramos más ofensivos".

"Ahora, ganando 1 a 0 nos conformamos, aunque este equipo tiene mucho para dar, estamos muy bien y con la confianza del técnico y de la gente", señaló.

Respecto de Bochini, finalizó apuntando Agüero que "es una lástima no haber podido ver jugar al Bocha, a quien admiro. Nunca imaginé tener la camiseta número 10. Ya no puedo pedir más nada, sólo agradecer la confianza que me tienen".