162
162

Fito Páez, que desde el 10 de junio, en Mar del Plata, empezará a poner en directo los temas de su inminente nuevo disco, ?Moda y pueblo?, en el que aborda canciones con arreglos de cuerdas de Gerardo Gandini, confesó que se siente como ?un chico pobre devenido aristócrata?.

?Tengo el cariño de los laburantes, de las floristas, de los basureros y de los tipos que están en la calle. A mí me saludan los mozos y los cocineros y no los dueños de los restaurantes; además, tengo el respeto de mis colegas y, en algunos casos, también el cariño de algunos de ellos?, repasó Fito en una entrevista con la agencia Télam.

La Argentina descompuesta
Pleno de proyectos artísticos donde música y el cine son dos de los territorios posibles, Páez desplegó en charla con Télam los argumentos que lo hacen amar a la Argentina y, al mismo tiempo, denunciar que ?estamos descompuestos como Nación?.

Inquietamente ubicado ?Al lado del camino? (una de sus mejores canciones de los últimos tiempos), ?ya que -opinó- participo poco de la vida mediática y pública porque no hay nada que aportar allí, porque está todo descompuesto?, el artista llevó su monólogo hacia lo musical.

Sin decaer en un discurso urgente y a la vez meditado, se fue para el lado del rock y agregó: ?Argentina tiene una tradición fabulosa y es la tierra de la última invención en la música popular contemporánea con Nebbia, Spinetta y García, pero me alarma que esos autores no estén presentes en las obras de los grupos más convocantes?.

Desde la misma perspectiva, pidió a los rockeros de ayer: ?Agarren los discos de esos flacos (por los tres compositores a los que versionó dentro de ?Moda y pueblo?) y paremos un poquito con la b...?; y enseguida se preguntó: ?¿Qué necesidad tiene la Argentina de crear una tradición que no retoma nada de lo anterior mientras piensa que está generando algo nuevo en vez de atarse a una cadena que es fuerte??

Al filo del hartazgo, el autor de álbumes como ?Giros?, ?Ciudad de pobres corazones?, ?Ey!?, ?Circo Beat? y ?Naturaleza sangre?, y del filme ?Vidas privadas?, denunció que el denominado 'rock chabón' ?tiene 193 muertos ahí por no revisar lo que hace y por todo lo que genera el manifiesto del barrio argentino; y por ser del palo y pensar la argentinidad desde la birome?, destacó eufóricamente el autor de ?El amor después del amor?.

En un análisis apasionado capaz de ligar la tragedia de Cromañón con la cantidad de acordes que conocen los músicos de ese subgénero del rock local, redondeó: ?Para esa gente, si te ponés a estudiar música sos p... o jazzero y, entonces, no sos del palo?.

Sin pausas, proclamó: ?Un pueblo que se funda en la ignorancia genera tragedias, y esta cosa tribal argentina es terrible y es asesina porque te deja en la ignorancia?.