La decisión de la justicia argentina de excarcelar al empresario Omar Chabán (en la foto), dueño de la discoteca porteña Cromañón, donde en diciembre pasado murieron 193 personas en un incendio, no sólo ha provocado la ira de los familiares de las víctimas, sino también un duro enfrentamiento entre el Presidente Néstor Kirchner y el Poder Judicial transandino.

"El gobierno hizo todos los esfuerzos para recuperar la justicia independiente a través de la renovación de la Corte (Suprema), pero no se va a callar la boca ante el dolor, la injusticia y los cachetazos de fallos que hieren la moral y la dignidad de los argentinos", aseguró ayer Kirchner.

El mandatario salió así al paso de las críticas que ha recibido de parte de jueces argentinos, los cuales lo acusan de interferir en el accionar del Poder Judicial. El martes, en una reunión plenaria, la junta de presidentes de las cámaras nacionales y federales dijo que "considera imprescindible reafirmar una vez más la necesidad de preservar la actividad jurisdiccional de toda injerencia proveniente de los otros poderes del Estado".

Además, la Cámara del Crimen, a la que pertenecen los jueces que otorgaron la libertad a Chabán, dijo que "deplora la actitud asumida públicamente por el señor Presidente de la República, varios de sus ministros y otras personalidades de la política".

Los comunicados de los magistrados contaron con el apoyo del juez de la Corte Suprema, Eugenio Zaffaroni, quien accedió a su cargo después de que su candidatura fuera impulsada por Kirchner. "Lo mejor que podría hacer el poder político es no exacerbar a la opinión pública en ningún sentido y tratar de no conseguir votos sobre la base de una desgracia pública de esta magnitud", señaló Zaffaroni.

Frente a estos pronunciamientos, Kirchner respondió el miércoles que "yo trato de juntarme con el sentimiento de mi pueblo, porque estoy harto de las presiones corporativas. Existe una tendencia muy grande al sentido corporativo. Estoy harto de la mezquindad argentina, de ver cómo cada uno queda posicionado, esa desesperación para ver quién se posiciona mejor en cada tema'', agregó.

Mientras los familiares de las víctimas de Cromañón pidieron ayer la indagatoria del gobernador de Buenos Aires, Aníbal Ibarra, la Cámara del Crimen confirmó en la causa a los jueces que excarcelaron a Chabán. El ex Presidente Eduardo Duhalde reiteró su respaldo a los cuestionamientos de Kirchner.