La jueza que tiene a su cargo la investigación de la tragedia de República Cromañón, en la que murieron 192 personas, pidió ayer una licencia de 15 días para someterse a una operación, informaron fuentes judiciales.

Según los voceros, de todas formas la magistrada hará lugar a los pedidos formulados días atrás por el fiscal del caso, Juan Manuel Sansone, para que cite a declaración indagatoria a integrantes del círculo íntimo del único detenido en el caso, el empresario Omar Chabán, como así también al manager del grupo Callejeros.

La jueza de instrucción porteña María Angélica Crotto se tomará licencia a partir de la semana próxima y recién regresará a su despacho para continuar al frente de la causa (que ya cuenta con más de diez mil fojas) a fines de mes, o principios de marzo.

Fuentes judiciales dijeron que la magistrada será sometida a una intervención quirúrgica que había sido programada con anticipación en una clínica privada del barrio de Belgrano, por lo que deberá interrumpir su trabajo al frente del expediente.

Algunos de los abogados que forman parte de la querella ya habían sido comunicados de la decisión de la jueza.

Los voceros explicaron que durante su ausencia, la jueza será subrogada los primeros días por el juez de instrucción número 8, Julio Lucini, y luego por el magistrado a cargo del juzgado número 39, Ernesto Botto.

De todas formas, Crotto hará lugar al pedido de Sansone respecto a las citaciones a nuevas indagatorias, entre ellas a la de Yamil Chabán (hermano de Omar), Raúl Villarreal (jefe de seguridad y mano derecha del detenido), y Diego Algañaraz (manager de Callejeros).

Desde la semana pasada, Sansone había solicitado a la jueza que citara a indagatoria a esas personas, y fuentes judiciales ya habían adelantado que la jueza iba a hacer lugar.

Sin embargo, aún no quedó establecida la fecha de esas indagatorias, por lo que no se sabe si los nuevos imputados declararán ante Crotto o ante los jueces subrogantes.

La tragedia en República Cromañón ocurrió la noche del 30 de diciembre pasado mientras se desarrollaba un recital del grupo de rock Callejeros y un espectador encendió una bengala que prendió fuego una media sombra que recubría el techo.