El príncipe Harry y sus andanzas en la Argentina

  162
162

Una estudiante de los alrededores que lo vio bailar delante de ella, le dijo al diario Sunday Mirror, ayer: "Empezó a bailar conmigo y mi amiga. No bailaba bien, estaba muy borracho".

"Sus pies se movían frenéticamente todo el tiempo", añadió.

Victoria - que tiene su propio website en que se llama "Chemical Princess" (Princesa química)- continuó: "Realmente no podíamos hablar. Yo hablo inglés pero él no parecía que podría hablar, para nada. Parecía demasiado borracho como para hablar".

Dice la prensa británica que el encuentro ocurrió en La Porteña, una disco en la pequeña ciudad de Lobos, la semana pasada.

Harry y un grupo de 15 amigos llegaron al lugar a la 1.30. Victoria dijo: "Estaba sentada en las escaleras con mi amiga, y todos susurraban 'Ahí está el Príncipe Harry'. Yo no sabía quién era.

"Tenía una gorra de corderoy gris", contó. "La mayoría de los chicos eran ingleses, aunque había algunos argentinos. Y los guardaespaldas, claro".
"Se sentaron en el área de bar, después mi amiga se fue a la pista y aquí estaba este hombre de nuevo".

En La Porteña, la chica de la barra le contó a la prensa: "Estaban tomando cerveza y la ordenaron en grandes cantidades. El Príncipe era lindo, me quedó en la memoria".

En Inglaterra citan a Taito Cirone, manager de El Café, en Lobos, que dijo: "Ese chico es un animal de la fiesta, realmente".

Por otro lado, la prensa también habla de un romance de Harry con una estudiante rubia de Sudáfrica, de 19 años, que lo acompañó las dos semanas que pasó en Argentina, según reportaba The Mail on Sunday.

Chelsy Davy estuvo con el príncipe en la estancia de Lobos y compartieron hotel, afirma la prensa. "Enrique pasó casi todo el viaje con la estudiante sudafricana Chelsy, que los iniciados consideran su 'primer amor de verdad'", indica la publicación británica en una corresponsalía desde Buenos Aires y Cape Town.

Contactada por un reportero en Cape Town, Chelsy Davy, antigua alumna de una escuela femenina de élite situada cerca de la residencia secundaria del príncipe Carlos en el oeste de Inglaterra, declaró: "Conozco a Enrique desde la primaria".

En relación con una hipotética historia de amor, respondió: "He oído decir a la gente que estábamos juntos". Según The Mail on Sunday, la relación dura ya ocho meses y el joven Enrique la visitó, por ejemplo cuando se encontraba en Lesotho para ayudar a enfermos de sida.

MAS NOTICIAS