(EFE).- Enrique Bunbury recibió ayer en México un disco de oro por más de 50 mil unidades vendidas en este país de su reciente disco "El viaje a ninguna  parte".

El artista, que ofrecerá este jueves su primer concierto en el Palacio de los Deportes de la capital mexicana, recibió este reconocimiento de manos de los ejecutivos de su sello discográfico Emi Capitol.

Bunbury manifestó en rueda de prensa su agradecimiento al público mexicano por haberle dado buena recepción a su nuevo disco, del cual  dijo: "me parece que me ha salido un hijo guapo e inteligente, aunque también he tenido hijos estúpidos".

El cantante y compositor puntualizó que él siempre estará agradecido por hacer música con contenido, pues es la que le gusta hacer, ya que en el mercado de la canción, éste está dividido en  música para entretener y música para pensar.

"Pero lo que noto es que hay desequilibrio bestial entre la gente que hace música de desconexión y los de conexión, porque también hay gente que queremos decir algo, pero hay más apoyo de parte de los medios y de las disqueras para el tipo de música que no requiere de pensar mucho", aseguró el intérprete.

Añadió que "por ejemplo en España, hay un grupo que se llama King  Africa, y daña muchos oídos; a mí me gustaría hacer un disco  totalmente político, y no descarto que sea el siguiente, porque  estamos en un mundo tan difícil, donde los gobiernos nos quieren  distraer, pero yo no quiero que me distraigan", apuntó.

Enrique Bunbury agregó que es necesario que en la música se  planteen preguntas, pues la música también sirve para la denuncia.

El artista aseguró que él nunca ha sido censurado, porque la  censura se da en uno mismo cuando la acepta.

"Yo por ejemplo, mis discos salen como son o no salen, porque ni  el sello discográfico, ni la radio, ni la televisión van a venir a  cambiar lo que yo hice, así que la censura la hacemos quienes la  aceptamos, lo que la gente piense del contenido de una canción o un  vídeo, es responsabilidad mía, dejádmela a mí", agregó.

Después de haber formado parte de Los Héroes del Silencio,  Enrique Bunbury empezó su carrera como solista, editando su disco  "Radical Sonora" en 1997, dos años después publicó "Pequeño" y en el  2000 "Pequeño Cabaret Ambulante".

En el 2002 se colocó en los primeros lugares del rock en español  en Iberoamérica con su disco "Flamingos" y cuya popularidad y éxito  refrenda ahora con "El viaje a ninguna parte".