Un grupo de internos del pabellón 11 de la cárcel de Coronda tomó ayer como rehenes a tres miembros de la Pastoral Penitenciaria, uno de los cuales fue liberado posteriormente, en una medida para exigir el traslado de internos a la cárcel de Las Flores, en la ciudad de Santa Fe.

Las personas tomadas como rehenes fueron dos hombres y una mujer pertenecientes a una agrupación religiosa que dos veces por semana concurren a la cárcel a acompañar y rezar con algunos internos.

Finalmente, esta mañana tras una intensa negociación, los presos depusieron su actitud.