La dirigencia de Boca Juniors definió ayer que en caso de no arribar a un acuerdo por el retorno de Hugo Ibarra irán a la carga para conseguir el pase del también marcador lateral Claudio Morel Rodríguez, propiedad de San Lorenzo.

De acuerdo a lo informado a Télam por allegados a Boca, las negociaciones por el retorno del formoseño Ibarra las encabeza el propio presidente del club, Mauricio Macri.

Paralelamente, el defensor mantiene un continuo diálogo con los dirigentes del Porto de Portugal, entidad dueña de sus derechos federativos, para destrabar la transferencia.

Ibarra, quien en caso de permanecer en la entidad portuguesa jugaría la Copa Intercontinental con Once Caldas de Colombia, en Tokio, busca el segundo regreso a Boca.

De todas formas, la dirigencia de Boca que aguardará hasta el lunes por el ex jugador de Colón de Santa Fe, ya eligió el nombre de Morel Rodríguez para alternativa. El paraguayo, enfrentado con un sector del público de San Lorenzo, tendría buena disposición para alejarse del club y los dirigentes aceptarían su venta, aunque en forma definitiva y por una cifra cercana a los 700 mil dólares.

Mientras tanto, también resta por definirse la situación del delantero Rodrigo Palacio, quien ya superó la revisión médica, y espera el acuerdo entre Banfield y Boca para sumarse al plantel que dirige Miguel Brindisi.

En cuanto a las ventas, el delantero Antonio Barijho viajará el miércoles próximo a Rusia para integrarse al plantel del Saturn Ren TV, que también incorporó a Daniel Montenegro, de River.

De esta manera, el ex jugador de Huracán fue desplazado de la delegación que emprenderá una gira amistosa por Estados Unidos, Japón e Inglaterra. "Quería quedarme porque quiero mucho al club y al hincha. Nunca me sentí en otro lado como acá. Es el club mas lindo del mundo, ojalá pueda volver algún día", confesó Barijho.