El operativo forma parte de un plan nacional que se extenderá próximamente a otras diez provincias que necesitan la asistencia del gobierno central para atacar la desnutrición infantil, dijo ayer el presidente Eduardo Duhalde, quien aclaró que esto "no es avasallar a las autoridades locales, sino ayudar a librar juntos esta batalla final contra la desorganización social".

Pampuro y la primera dama tienen previsto permanecer durante toda la semana en Tucumán, donde se registraron decenas de muertes de niños por desnutrición en los últimos tiempos.