La Cámara Federal confirmó ayer los procesamientos y prisión preventiva de los marinos imputados por violaciones a los derechos humanos en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA) durante la dictadura militar.
 

Tal como lo adelantara ayer Infobae, la medida que había sido dictada por el magistrado federal Sergio Torres, ante las apelaciones de las defensas, fue confirmada ayer por la Sala II de la cámara del fuero compuesta por Martín Irurzún, Horacio Cattani y Eduardo Luraschi.
 

La defensora oficial Silvia Otero Rella había pedido la nulidad de todo lo actuado por Torres, cuestionando la reapertura de la causa generada en la misma cámara en septiembre pasado, cuando el Congreso declaró la nulidad insanable de las leyes del perdón.
 

Además, Otero Rella solicitó que se aparte del rol de querellante a la Asociación de ex Detenidos y Desaparecidos, a la Liga Argentina por los Derechos del Hombre y al Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos.
 

Sin embargo, todos sus planteos cayeron en agua de borrajas y la cámara confirmó cada uno de los puntos del fallo de Torres. ?Los hechos en estudio constituyen crímenes de lesa humanidad y precisamente es esta característica la que justifica plenamente la intervención como querellantes de las personas jurídicas mencionadas?, dijeron los camaristas en su resolución, que seguramente será recurrida ante la cámara de casación.