"Solá comete errores graves y se olvida del problema real que es la inseguridad. Esto sucede porque el gobernador actúa habitualmente con una gran cuota de soberbia", sostuvo Patti".

En ese marco, señaló que el ministro de Seguridad, Juan Pablo Cafiero, es un "hombre honesto", y que la mayor dificultad que tiene es que la política de seguridad en la provincia la maneja Solá, y según dijo, "lo hace mal".
 
"A Cafiero nadie le puede cuestionar su honestidad, pero debe llevar adelante una política de seguridad equivocada. Se descarga baterías de críticas contra la policía, pero esta institución tiene que ser conducida para que esto funcione", sostuvo Patti.
 
En esa línea planteó que tiene que haber políticos que no "tengan desarmaderos", y agregó que en cambio deberían "dar el ejemplo", en el marco de una situación que analizó como "muy complicada".
 
"No puede ser que vayan a ver a un comisario, un diputado, un concejal, o un puntero, y pidan por un preso, creo que tendría que tener la directiva de 'sacarlo a patadas', en cambio si va a pedir por un vecino, debería invitarlo a tomar un café", indicó el ex subcomisario.
 
"Desde arriba las directivas no son las correctas", puntualizó el funcionario de Escobar, y agregó que la actuación de las cabezas "no son las más adecuadas".

Ante la consulta sobre su opinión con respecto a las declaraciones del gobernador Solá que denunció a sectores vinculados al menemismo de "explotar" el problema de la inseguridad, Patti señaló que no tiene conocimiento de este hecho.

"No se si ocurre, no tengo conocimiento, pero es probable que haya gente que no votó a este gobierno, esten en contra y se hable mal. Pero, me parece que si el gobierno provincial se agarra de eso, cometería un error. Ellos tiene un problema más serio, que es la realidad, no las críticas", enfatizó.
 
Finalmente, Patti dijo que el gobernador Solá tiene una "cuota de soberbia", al agregar que en más de siete oportunidades pidió audiencias con el mandatario bonaerense y nunca fue recibido.

"Trate de pedir audiencias en más siete oportunidades en los últimos dos años, como presidente de partido político, por la inquietud que tenía por el problema de la inseguridad, como intendente, y nunca me recibió", se quejó Patti.