El presidente de Sony, Nobuyuki Idei, afirmó hoy que espera que los costos fijos de la compañía se reduzcan en 88.000 millones de yenes (u$s765 millones) en el presente ejercicio fiscal por la reestructuración iniciada a comienzos del año pasado.

Afirmó que el objetivo es reforzar la capacidad para desarrollar productos promoviendo alianzas entre divisiones de creación de equipos audiovisuales y artículos de telecomunicaciones.

Idei justificó estas estrategia, en los "rápidos cambios en el mundo de los negocios debido a la tecnología de banda ancha (broadband)".

Dentro de los planes de Sony entraría la compra de los estudios cinematográficos Metro-Goldwyn-Mayer.

Un responsable de la compañía que acudió a la rueda de prensa confirmó que existen negociaciones en este sentido y que se está analizando muy detenidamente un posible acuerdo de adquisición.

Sony se halla inmerso en un proceso de reestructuración que comenzó a comienzos del pasado ejercicio fiscal japonés y que incluye un recorte de 20.000 empleos en tres años.

El gigante nipón de la electrónica anunció que con estas medidas buscaría reforzar sus pilares (la electrónica y la tecnología de semiconductores) e integrar las películas, la música y los juegos en un sector multimedia más ligado a la electrónica.