Las camas solares fueron declaradad cancerígenas por la OMS en 2010
Las camas solares fueron declaradad cancerígenas por la OMS en 2010

Las pieles pálidas o el bronceado ligero son una tendencia mundial en auge. Desde estrellas de Hollywood hasta referentes de la moda local que le escapa al sol sobre todo en verano. El cambio de paradigma en los cánones de belleza es un hecho, ya que para la industria dejó de ser sinónimo de belleza.

Sin embargo, hay un grupo que aún tiene arraigado el culto hacia el bronceado caribeño. En esta época del año, frente a la baja incidencia solar, acuden a tratamiento alternativos para lograrlo sin tener en cuenta las consecuencias en la salud.

Para desmenuzar la cuestión, Infobae consulto con el médico dermatólogo Javier Solé, quien alertó sobre los riesgos de la utilización de inyecciones y camas solares.

"Todos buscan el bronceado perfecto, pero a veces sin tener en cuenta lo que esto puede ocasionar a largo plazo. Ningún bronceado es saludable y debe entenderse como un daño solar", explicó el especialista.

Las cifras son alarmantes 1 de cada 4 muertes por melanoma se asocian al uso de camas solares. Estas fueron declaradas carcinógenas por la OMS en 2010, y están en vías de ser prohibidas a nivel mundial.

En esta misma línea, médico Harry Moseley, de la Universidad de Dundee en Escocia, puntualizó que "si una persona de entre 20 y 35 años usa una cama solar por ocho minutos una vez a la semana, su riesgo de tener cáncer a los 55 años aumenta considerablemente".

El bronceado artificial aumenta la aparición de un melanoma
El bronceado artificial aumenta la aparición de un melanoma
Esta técnica producen entre 10-15 veces más radiación UV que el sol

La radiación UV es la que más deterioro puede producir en la piel. Y, aunque la tonalidad puede ir disminuyendo, los daños son permanentes.  A su vez provoca múltiples efectos biológicos: interviene en la síntesis de vitamina D, causa fotoenvejecimiento, inmunosupresión.

Otro método muy frecuente en esta temporada invernal son las inyecciones de bronceado, menos populares pero altamente nocivas. "Son análogos sintéticos no regulados de la hormona alfa melanocito estimulante (alpha-MSH). Existen dos tipos: Melanotan I y Melanotan II. Estas se unen a los receptores de melanocortina ubicados en los melanocitos, estimulando la producción de melanina y brindado color", detalló Solé .

Las personas que se someten esta sustancia obtienen de forma aparentemente sencilla y segura una piel más bronceada, pero la realidad es que el producto no tiene la aprobación de ningún organismo regulador. Para el especialista, hay una serie de factores nocivos asociados a esta técnica como los referidos a la aplicación: enfermedades transmitidas por vía sanguínea, infecciones, exposición a contaminantes.

Lo peligros detrás de las técnicas de bronceado (iStock)
Lo peligros detrás de las técnicas de bronceado (iStock)

"Además, se han reportado casos de alteraciones neurológicas, rabdomiolisis (descomposición del tejido muscular) e insuficiencia renal en pacientes que recibieron melanotan I o II", agregó.

Por otro lado, existen varios reportes de asociaciones entre el uso con cambios en nevos (lunares) preexistentes y aparición de nevos displásicos (lunares atípicos). "Ante el riesgo potencial de melanoma que producen las inyecciones, desaconsejo enfáticamente el uso de Melanotan I o II con fines estéticos", resaltó Solé.

El especialista concluyó que tanto la radiación como las inyecciones de bronceado son peligrosas para la salud, "se debe ser consciente de la exposición al sol y camas solares, y tomar las precauciones adecuadas para evitar los daños".

LEA MÁS: