En una entrevista exclusiva con Infobae, Muscari ahonda sobre la espiritualidad, quién es Dios para él y cuál es la “llave maestra” de su vida (foto: Studio Inglize)
En una entrevista exclusiva con Infobae, Muscari ahonda sobre la espiritualidad, quién es Dios para él y cuál es la “llave maestra” de su vida (foto: Studio Inglize)

A los dieciocho años debutó como actor en el mítico Parakultural interpretando una obra under de su propia autoría. Con una trayectoria de más de sesenta obras de teatro dirigidas, sin superar los cuarenta años de edad, José María Muscari se rige hoy como el inclasificable más buscado y buscador de la escena teatral argentina. Controversial, dialoguista, ecléctico y trabajador constante.

Cuatro de sus obras ocupan en la actualidad los tres centros neurálgicos de la dramaturgia nacional: Los Corruptelli, en Villa Carlos Paz, Extinguidas y Casa Valentina, en Mar del Plata, y Falladas, en Buenos Aires.

En una entrevista exclusiva con Infobae, Muscari ahonda sobre la espiritualidad, quién es Dios para él y cuál es la "llave maestra" de su vida.

–¿Cuál es tu Dios?

–No sé si tengo un dios. Creo que no tengo un dios. Creo que en algunos momentos en los que me angustio, o en los que me van pasando cosas que me angustian, como cualquier persona, le rezo a una especie de dios abstracto, que no es ese Dios que me mostraron en las películas.

A los dieciocho años debutó como actor en el mítico Parakultural interpretando una obra under de su propia autoría
A los dieciocho años debutó como actor en el mítico Parakultural interpretando una obra under de su propia autoría

–¿Cuál es el sentido de la vida?

–Yo creo que el sentido de la vida es la búsqueda de la felicidad. Pero una felicidad que no joda a los demás, sino que trata de disfrutar y encontrar el goce en cada una de las cosas de la existencia cotidiana.

–¿Cuál es tu "llave maestra"?

–La llave maestra de la vida es vivir sin culpa, sin remordimiento, pero por sobre todas las cosas, creo que es vivir con intensidad.

*Mariano Marquevich es el autor de La Llave Maestra, un libro que abre la puerta al bienestar, un libro para leer antes de cualquier otro libro. No es un libro de espiritualidad, ni de filosofía, ni de psicología o de religión. Aunque aborda áreas comprendidas en todas esas categorías, ninguna consigue ceñirlo en su definición. Pero es un bicho raro. Como vos.

LEA MÁS: