Primero, en la noche del lunes, Fernanda Vives llamó a un boicot contra Daniel "La Tota" Santillán, pidiéndole al público que no mire su participación en el Bailando 2017, cuando el conductor se sumó a Gladys "La Bomba" Tucumana para el cuarteto. Y este miércoles, durante su visita a Intrusos, la ex vedette se explayó sobre la triste situación que la llevó a realizar esa convocatoria: acusa a Santillán de haberla golpeado en los ocho años que fueron novios. Incluso se inició una causa en la Justicia.

Cuando me mataba a tromapadas, entró un productor y nos pidió que bajáramos la voz…

Frente a Jorge Rial, Vives recordó un hecho puntual que ocurrió "a los meses" de empezar la relación, cuando "él hacía la bailanta en Canal 9". Y relató: "En ese momento me estaba matando a trompadas contra el camarín. Sí, a trompadas, contra el decorado. Y entró un productor y nos pidió que bajáramos la voz… No es lo de hoy, que calculo que cualquiera responde de otra manera. En ese momento lo calmaban", explicó, y aseguró que Marcela Baños, por entonces compañera de La Tota en el programa, fue testigo de ese hecho violento que también se repitió durante una temporada teatral compartida en Villa Carlos Paz.

La Tota Santillán junto a Fernanda Vives. La relación entre ambos terminó en un verdadero escándalo
La Tota Santillán junto a Fernanda Vives. La relación entre ambos terminó en un verdadero escándalo

Fernanda, hoy casada con el ex futbolista Sebastián Cobelli (tienen dos hijos), contó que las agresiones de Santillán no eran incentivadas por "un estado de alcohol ni de otra cosa", sino que "él era así, naturalmente". Las peleas podían responder a distintos motivos, como celos, por ejemplo, pero con el tiempo "fueron más reiteradas".

La Tota la golpea de una manera brutal. En el hospital le dijeron que había perdido a su bebé

Y entonces, Vives ingresó a "una situación de miedo": La Tota empezó a amenazarla. "Me decía que era capo mafia (de la bailanta), que me iban a matar". Sin embargo, la modelo se separó y alquiló un departamento con seguridad para evitar que el conductor la intimidara. "Me tenía amenazada con que me iba a pasar lo de esa chica que le tiraron aceite en la cara. Me lo decía todo el tiempo: que si yo me hacía la linda y lo dejaba, ya no iba a ser más linda porque me iba a tirar aceite y me iba a cagar la cara", dijo la modelo.

Sin embargo, la actriz no quiso hablar sobre una información que maneja Rial: habría perdido un embarazo estando junto Santillán. "Cuando Fernanda se lo cuenta, La Tota entra en un estado de locura. La golpea de una manera brutal. Después le agarró culpa y la llevó al hospital. Ahí le dijeron que había perdido a su bebé", precisó el conductor de Intrusos.

LEA MÁS: