Pese a los intentos de él por reconquistarla -costosos regalos incluidos- Barby Franco (26), quien acompañó a la pareja de El Polaco (30) y Solange Báez en el Cuarteto de a tres, negó que haya vuelto con Fernando Burlando (52), con quien tuvo una relación de cinco años.

Sin embargo, hay una suerte de huella que la escultural vedette conserva desde la época en que estaban juntos, y es el chip que el letrado le hizo colocar en su cuerpo a manera de seguridad por si en algún momento sufre un secuestro.

"Hace cinco años que me lo puso, por seguridad no puedo decir dónde está. Es una empresa israelí, tuve que viajar a Estados Unidos, dormirme la parte que me lo pusieron. Es una inyección que te meten, y el chip parece como un arroz", explicó la ex azafata de Guido Kackza.

"Decían que él puede bajar una aplicación y decir uy, vamos a buscar a la piba, dónde está Barby. En una situación extrema él tiene que pedir permiso a esta empresa, y de ahí le van pasando la información a él", agregó Barby.

"Solamente se puede ver en una radiografía. Sé que en el mundo, con la empresa que yo me puse, son diez mil personas. En un aeropuerto no suena, solamente se ve si te hacen una radiografía", concluyó la modelo, quien, al respecto, agregó: "no sé si me lo puedo sacar".

Claro que, si bien se trata de un tema que no es para tomarse a modo de chiste, el relato de Barby se vio entrecortado por las bromas, ya que cada vez que ella o Marcelo Tinelli (57) nombraban al reconocido abogado, desde las tribunas un grupo de seguidores del ex participante del Bailando hacía sonar sus trompetas mientras portaban carteles en apoyo a Burlando.

¿Volverán en algún momento, o sólo los seguirá uniendo el chip?

LEA MAS