Transcurrido casi un mes y medio desde aquél episodio policial en el que terminó detenido por el presunto hurto en un comercio de Vicente López, que luego derivó en su posterior internación en una clínica de salud mental, Daniel "La Tota" Santillán (50) estuvo este domingo en la mesa de Mirtha Legrand. 

Consultado por "la Chiqui" sobre su presente económico, el conductor tropical lanzó: "Estoy con dificultades pero uno sale a flote siempre. Yo trabajé toda mi vida. Hoy no tengo un lugar fijo para vivir". Y se refirió al momento de episodio que desencadenó su crisis mental.

"Yo no entré a robar al bazar, pedí cosas para mis nietos y mi hija porque no tenía plata para pagar en ese momento", contó. Y reveló: "Recuerdo solo que cuatro personas subiéndose arriba de mi cuerpo y poniéndome las esposas".

"Yo le dije al policía que me pegara un tiro porque hace un año que estoy luchando por mis hijas… Se me han sacado cosas, casas, trabajos… Yo solo quiero ver a mis hijas".

La Tota dijo que en reiteradas oportunidades recibió amenazas de su ex suegro Jorge Fiasche para que deje el departamento que habitaba. "Me dijeron que me vaya, sino iban a desaparecer mis hijas", confesó.  Y siguió: "Fiasche no me quiere, es una persona jodida y mafiosa". 

Con respecto a la medida perimetral que recibió por parte de una de sus ex, Fernanda Vives, denunció una maniobra conjunta de ella con Sol Fiasche, su otra ex pareja. "Hace 9 años que no veo a Fernanda", aclaró.

En cuanto a su salud, el conductor de la movida tropical dijo que está medicado. Recordemos que La Tota Santillán recibió en las últimas horas el alta de la clínica psiquiátrica Avril.

LEA MÁS