Fueron varios los momentos del programa Podemos hablar en los que el actor Gerardo Romano fue levantando temperatura. Primero discutió con el periodista Ernesto Tenembaum sobre la detención de Milagro Sala, sobre la situación económica del país y sobre la crisis institucional en Venezuela. Luego, tuvo un curioso cruce con el conductor.

Ante una pregunta de Andy Kusnetzoff, que en medio del envío le pidió a cada uno de sus invitados que reflexionara sobre la palabra "Argentina", Romano dio la nota.

"Me duele la Argentina, la puedo celebrar y festejar un gol en el Mundial, pero me duele la Argentina", dijo el actor.

Ante eso, Kusnetzoff le replicó: "Hay un montón de dramas y de cosas y está perfecto, y nadie lo duda. No queremos taparlo. Pero también hay espacio para hablar de otras cosas como, por ejemplo, cosas lindas, cosas agradables. La Argentina es agridulce como el amor, como las personas".

"Lo que yo te digo es que me parece bien conectarnos con una cosa y también conectarnos con la otra", agregó el ex Caiga Quien Caiga y remató: "Mirame".

De inmediato, Romano levantó el guante: "¿Querés que te parta la boca de un beso?". Sin quedarse atrás, el conductor remató: "¿Querés?". Así fue que Romano se levantó de su silla, se acercó a Kusnetzoff, tomó su cara con las manos y le dio un intenso beso en la boca a su anfitrión.