Laurita Fernández y Fede Bal se volvieron a presentar en el Bailando y realizaron una performance al ritmo de la cumbia. En la previa, claro, Marcelo Tinelli no se olvidó de preguntarles sobre su situación sentimental, distanciados desde que se filtraron chats del hijo de Carmen Barbieri con una ex pareja, Flor Marcasoli.

 

"La gente los quiere ver juntos", les dijo, pícaro, el conductor del ciclo, y les preguntó a los padres de la bailarina, presentes en los estudios de La Corte, si querían que regresaran: "¿Les gusta Fede Bal para que vuelva con Laurita? Dilapidó todo lo que había conquistado, como Alejandro Magno, que conquistó un territorio y después lo echó todo a perder en 'una batallita en el verano'".

"¿Y cómo terminó Alejandro Magno?", hizo con humor la inesperada repregunta el padre de Laurita, Carlos Fernández. La cara de Tinelli reflejaba su asombro: "¡No! ¡Muerto! Tírele un centro. Usted es el suegro". Fede Bal salió a apagar el fuego: "Yo los respeto mucho. Son divinos. Fui a comer con ellos a un cumple".

"Vino para mi cumpleaños. Pero no sé si quiero opinar sobre eso. Yo la veo feliz (a Laurita), lo tiene que decidir ella", comentó la madre de la bailarina. Y la joven contestó: "Mi mamá se encariña con todos. Cuando me peleo me dice 'ay, perdonalo'. Se ha encariñado con los hombres que me hicieron muy feilz. Con Fede Hoppe se encariño y con mi primer novio, Gonzalo, también. Hubo uno al que no quiso mucho, pero no es de la farándula".

Y comentó, sobre sus sentimientos para con Fede: "Fui muy feliz, por eso jamás hablaría mal de él. Estaba re bien de novia, pero de repente me enteré de cosas que no estaban buenas y todo se hizo público. Todo el lío, gente en el medio otra vez"… "Apostamos por su vuelta", concluyó Tinelli.

 

Su performance al ritmo del a cumbia fue muy buena: obtuvieron 22 puntos y están prácticamente clasificados a la siguiente ronda.
LEA MÁS: