Charlotte Caniggia está en su mejor momento. El público de ShowMatch le demuestra su apoyo y hace poco estuvo en la mesa de Mirtha Legrand. El pasado lunes le ganó en la sentencia a Osvaldo Laport en el Bailando y este martes desplegó toda su gracia en una extensa previa con Marcelo Tinelli. Su hermano, Alexander, también se sumó con un desopilante show.

Tinelli, Charlotte y Alexander Caniggia
Tinelli, Charlotte y Alexander Caniggia

Le contó al conductor que quiere hacer dieta porque siente que está excedida de peso. En ese sentido, detalló qué fue lo que comió a lo largo del día: "A las 11 siempre me levanto y no como nada. Almuerzo a las tres o cuatro. Hoy almorcé un sushi. Después me comí un sándwich de milanesa. Hoy me fui al dentista y me agarró un hambre terrible. Le dije a Pablo, mi custodio, 'traeme un sándwich' y me lo comí esperando en la sala del dentista, me miraban todos".

Pero eso no es todo. Lejos de la vida glamorosa que siempre ostenta, confesó que cuando está "borracha" a la salida del boliche va a la Costanera: "¡Y me clavo dos choripanes!"

Y agregó: "Ahora no comí nada, me tomé un Red Bull y estoy a full. A mí cocinar no me gusta. En mi casa no cocino porque cuando cocina mamá me dice que papá no la valora. Papá dice 'qué porquería esto' y mamá re enojada dice 'no te cocino más un carajo'".

Charlotte contó que en Marbella, donde reside la familia, Mariana Nannis es la encargada de ir al supermercado, pero compra muchas cosas dulces y poco sanas. Y su padre, Claudio Paul, como le gusta comer saludable, tiene que volver al supermercado para comprar su comida.

Charlotte mencionó que durante su infancia su padre le decía que "era gordita", entonces no la dejaba comer cosas dulces. Por ese motivo, nunca probó el dulce de leche. Rápido de reflejos, Marcelo Tinelli trajo un poco para que probara. Y hasta le cebó mate para tomar juntos. "¡Está muy amargo, Marce! ¡Ponele azúcar!", exclamó la mediática.

Por otro lado, su hermano Alexander también se hizo presente en el piso con un look extravagante. Recibió la ovación del público y hasta se animó a cantar. Sin embargo, Tinelli no quiso que lo hiciera con playback y tuvo que entonar a capela.

El show de los Caniggia en el Bailando marcó el pico de ShowMatch y le permitió al programa de Marcelo Tinelli ser el segundo programa más visto del día.