Era una noche como cualquier otra para Belén Pouchán (25), la bailarina contorsionista de ShowMatch. Sin embargo, mientras transitaba por el barrio de Parque Chás camino a los estudios de La Corte, desde donde se emite el ciclo conducido por Marcelo Tinelli (57), la escultural rubia sintió un sorpresivo impacto de otro vehículo que le provocó varias lesiones y que, de no ser porque su auto contaba con airbag, que llevaba puesto el cinturón de seguridad y que pudo reaccionar a tiempo y poner el freno de mano una vez embestida para atemperar el golpe, pudo haber sido mucho más grave.

"Yo estaba terminando de pasar la calle, y se ve que el auto que venía tampoco me vio, pero no me vio para nada porque me chocó muy fuerte, me agarró desprevenida porque ni siquiera lo vi venir", relató una de las revelaciones del programa este año, en diálogo exclusivo con Teleshow.

"Me fui contra la ochava, pero por suerte reaccioné rápido, puse el freno de mano una vez que ya me habían chocado y eso evitó que sufriera un impacto más fuerte luego de ser embestida por el otro auto. Estaba re asustada, me bajé, tenía sangre en la cara, me vi la mano y la tenía abierta", continuó contando el accidente.

"Después fui al hospital, me dieron tres puntos, la verdad que una ca… pero dentro de todo fue con suerte porque el auto tenía airbag, llevaba el cinturón puesto, me quedó la marca también del cinturón. Ahora me duelen el pecho, el cuello, la espalda también un poco, pero en el momento me quedé en shock, tanto que me quedé sorda por un momento", agregó.

Así quedó la mano de la bailarina, quien debió recibir tres puntos de sutura a causa del accidente
Así quedó la mano de la bailarina, quien debió recibir tres puntos de sutura a causa del accidente

"Encima lo peor es que a mí me tocó hacerle el service a mi auto y me había prestado el auto mi novio, así que quedó hecho bolsa el auto de él. Es decir, encima del shock sentía la culpa porque me pasó con el auto de mi novio. Más allá que no fue responsabilidad mía el choque me quería matar, me quiero matar", se sinceró, para después intentar rescatar lo positivo y quitarle un poco de dramatismo a la situación.

Las marcas en el cuello por el roce del cinturón de seguridad alcanzan para graficar la violencia del impacto que recibió
Las marcas en el cuello por el roce del cinturón de seguridad alcanzan para graficar la violencia del impacto que recibió

"Son cosas que pasan, y a veces no dependen de uno, por eso también tomé conciencia que es bueno tener siempre el cinturón de seguridad. Nunca sabés cuando te puede agarrar desprevenido, porque yo ni siquiera vi el auto ni escuché un ruido de freno, ni siquiera el auto frenó porque directamente me llevó puesta. Fue muy de sorpresa, no me lo esperaba, hay que estar muy preparado, manejar con mucha cautela", concluyó al respecto, tratando de dejar un mensaje sobre la conciencia al volante.

LEA MAS