La actriz Heather Locklear (55) debió ser internada de urgencia luego de protagonizar un accidente con su auto en Los Ángeles.

La protagonista de Dinastía y Melrose Place perdió el control de su Porsche, se salió de la autopista y cayó en una zanja, por lo que debió ser hospitalizada.

Un portavoz del Departamento de Policía de Thousand Oaks dijo que la rubia solo sufrió lesiones leves. Aunque aún no se conocen los motivos que ocasionaron el accidente, se supo que no hubo drogas ni alcohol.

En el 2008 Locklear había sido arrestada por conducir alcoholizada, pero al final el fiscal consideró que su condición se debió a la reacción a un medicamento recetado para la ansiedad y la depresión.

Por aquel incidente se le formularon cargos y fue sentenciada a tres años de libertad condicional.