"Estoy preparando mi gran noche. Es una noche única, especial y mágica que quiero compartir con mi gente. Cuento con tu presencia", decía la invitación que Matías Alé (40) envió a sus amigos y familiares para celebrar su cumpleaños, fiesta que realizó anoche en el clubhouse del Country en el que vive en Bella Vista.

El actor recibió el cambio de década con una mega fiesta para 190 invitados, que disfrutaron de los shows del Mago Black, Grupo Play y Alcides. Matías, sus amigos y familiares bailaron hasta esta madrugada al ritmo de un DJ que contrató el capocómico para la especial noche en la que tampoco faltó el cotillón.

Vengo del fondo del mar, me merecía hacer una mega fiesta por mi cumpleaños
Matías festejó su cumpleaños con una mega fiesta para 190 invitados
Matías festejó su cumpleaños con una mega fiesta para 190 invitados

En diálogo con Teleshow, Matías contó cómo fue la organización de la fiesta que estuvo al nivel de un casamiento. "Mis amigos me hacían chistes y decían que me casaba por todo lo que preparé", cuenta el cumpleañero, que este 13 de agosto celebra su cumpleaños y que entró al salón pasadas las 21:30 con un grupo de murga con el que bailó durante cuarenta minutos en la pista.

"No había tomando consciencia de lo que significan estos 40 años para mí. Los 39 los festejé recién salido de la clínica con tres amigos que me llevaron al teatro a ver a Ale Müller (57) y después fuimos a comer con él a Puerto Madero. Pero todavía estaba muy empastillado y no tomaba conciencia por toda la medicación que tomaba", agrega Matías, un año después de la segunda internación que tuvo en julio de 2016.

Me gustaría volver a enamorarme pero todavía estoy haciendo el duelo de todo lo que viví
“La mejor década la viví de los 30 a los 40. Salvo por mi enfermedad, fue gloriosa”
“La mejor década la viví de los 30 a los 40. Salvo por mi enfermedad, fue gloriosa”

"Por esto este año, que me siento bien y más fuerte, me regalé esta fiesta. Porque me la merezco, porque estoy de pie, porque vengo del fondo del mar", confiesa sobre su historia de superación.

"Además, salvo cuando cumplí 12 o 13 años, que mi papá me hizo un cumpleaños multitudinario con todos mis amiguitos, nunca hice un festejo así", explica: "Porque durante 10 años, cuando estaba en pareja con Graciela Alfano (64), nos íbamos a esquiar a Bariloche en esta época así que lo festejaba con amigos de allá en un restaurante. Pero nunca había hecho algo tan grande, con todos mis amigos y mi familia".

Me siento en mi mejor momento, los 40 me pegaron re bien

"Así que en esta fiesta hice todo para mí, con lo que me a mí me gustaba. Me regalé lo que yo quise. Hace 10 días caí en que cumplía 40 y pensé como una cumpleañera de 15, si quería fiesta o viaje y elegí las dos cosas", revela el actor que el próximo miércoles viajará a Orlando para recorrer los parques de diversiones de Disney junto a tres amigos con los que también se embarcará en un crucero durante una semana.

"Me siento en mi mejor momento. Los 40 me pegaron re bien. Los 30 también me pegaron pero era un bebote, me faltaban un montón de cosas por vivir, que las viví en estos 10 años. Mi mejor década fue de los 30 a los 40. Fue gloriosa, salvo por este último período por lo de mi enfermedad. Ahora me siento un hombre. Los 40 me encuentran pleno, me siento bien físicamente, con energía, no tengo ninguna secuela de lo que fue mi enfermedad. Me falta trabajar", relata Matías sobre el cambio de década y adelanta que tiene propuestas laborales que analizará después de su viaje.

"Estoy haciendo dieta y me propuse bajar 4, 5 kilos para el verano", agrega el actor que ya tiene propuestas para la temporada teatral 2017/2018.

Todas las noches, mi mamá le pone perfume a las sábanas antes de acostarme y me frota la cama para que esté calentita

"Me encantaría volver a enamorarme, pero no tengo apuro. Sé que la que aparezca será la indicada. Todavía estoy terminando de hacer el duelo de la separación y todo lo que tuve que vivir. Me estoy sacando el polvo de encima para volver a salir al ruedo", confiesa Matías al mismo tiempo que aclara que no tiene el deseo de ser padre: "No es una cuota pendiente. Obvio que si el día de mañana llega la persona indicada y me lo propone, se verá. Pero hoy no es una necesidad".

"No tengo apuro en enamorarme porque no me quiero tropezar de vuelta. Quiero estar solo, recauchutarme y sentirme mejor", agrega.

Cuando llegó la torta, Matías pidió tres deseos pero también agradeció "estar de pie a los 40". "Pedí salud para mi, para mi familia y para mis amigos. Mucha salud, porque con lo que me pasó, me di cuenta que si no tenés salud, todo el resto no tiene sentido", confiesa sobre el momento más emotivo de la noche.

"También pedí mucha paz, más estabilidad, seguir sembrando cosas lindas con mi gente. Un buen trabajo, una compañera, amor en mi familia y poder cumplir con el tratamiento", revela

Salvo por mio enfermedad, mi mejor década fue de los 30 a los 40; fue gloriosa
“Si no hubiera sido por mi mamá, no hubiera podido salir adelante”
“Si no hubiera sido por mi mamá, no hubiera podido salir adelante”

Si bien tiene su casa en el Country donde hizo la fiesta, Matías vive con su madre, Helena, en Capital Federal: "Nos reencontramos. Algunos años estuvimos en distintos caminos y no nos dábamos cuenta de lo que estábamos perdiendo. Yo tomé conciencia y volví al útero materno. Nos llevamos muy bien viviendo juntos".

Al actor se le iluminan los ojos cuando habla de Helena, quien le hizo varias sorpresas a su hijo en su cumpleaños: "Mamá es líder, es un sol, es buena. No hubiese podido salir adelante sino fuera por ella. No hubiera podido de ninguna forma, por cómo fue todo. Porque yo a la noche me acostaba y lloraba pensando que otra vez me iba a agarrar un ataque y ella se dormía acariciándome la frente".

Desde el cielo, mi viejo digita todo lo que me pasa

"Todas las noches, le pone perfume a las sábanas antes de acostarme y me frota la cama para que esté calentita. Es lo más grande que hay. Ojalá Dios nos de muchos años para poder seguir disfrutando de lo que bien que estamos juntos, que la vida nos permita seguir conociéndonos como nos estamos conociendo día a día con la convivencia", pide Matías, emocionado.

El papá de Matías Alé murió cuando tenía 44 años y al actor se le hace imposible no recordarlo en este particular día. "Mi viejo es el que manejó todo, estuvo en la fiesta y está conmigo siempre. Estoy convencido de que él, con los ángeles que tiene al lado, me llevan de los hombres y me guían como si fuera un bebé. 'Ahora el nene se divierte, ahora el nene llora, ahora el nene come'", asegura.

"¿Cómo no me iba a permitir hacer esta fiesta? Si estoy bien de salud, bien con mi familia, mis amigos, bien en mi profesión, logré recuperarme de mi separación, logré recuperarme de mi enfermedad. ¿Cómo no me voy a regalar una fiesta y un viaje? Me los merezco", finaliza Matías, a quien aún le queda un viaje para seguir festejando sus 40 años.

LEA MÁS