Daniel La Tota Santillán (49) está pasando uno de sus momentos más difíciles. Después de su detención por tentativa de hurto y resistencia a la autoridad, fue trasladado a un neuropsiquiátrico con diagnóstico de paranoia, bajo el consentimiento de su familia. Sin embargo, el conductor no quiere quedarse allí y escribió una carta dirigida al programa Pamela a la tarde donde contó la situación que está viviendo.

 

"Estoy acá en contra de mi voluntad. Quiero que quede totalmente aclarado que me encuentro aquí debido a la causa de La Salada, donde se encuentran involucrados Jorge Castillo y mi ex suegro", reza la carta escrita a mano por el conductor y leída por Carlos Monti (60), a pesar de que su hija Daniela, que se encontraba en línea con el programa de América, lo negó rotundamente y aseguró que él se encuentra ahí por su complicado estado de salud mental.

"El psiquiatra me dijo que si no me quedaba tranquilo acá la iba a pasar muy mal. Me vive psicopateando y prohibiendo que vea las noticias. Le fue haciendo la cabeza a mis hijos el psiquiatra cuando le conté que tenía vinculación con ellos. Me dijo que no podía salir de la clínica y que la única forma de hacerlo era esposado y en un calabozo. Aclaro que de ser así, quiero que lo haga porque quiero irme a mi casa", aseguró Santillán en el manuscrito que lleva su firma.

La carta de “La Tota”
La carta de “La Tota”

Ante estas palabras, su hija aclaró: "El psiquiatra permitió que podamos ir a verlo y que haga las llamadas. Esto es porque no quiere estar internado. Ni siquiera ha estado tomando la medicación".

Roberto Casorla, abogado del conductor, contó en TN que el hombre habría intentado escaparse del centro médico, pero la situación fue controlada. En este momento se encuentra sedado a la espera de su traslado a la Clínica Avril.
LEA MÁS: