"¡Pensé que venía Fredy!", dijo Marcelo Tinelli cuando vio a aquel personaje en la pista de ShowMatch. Efectivamente era Fredy Villarreal, sólo que estaba tan bien maquillado que cualquiera lo hubiese confundido. Esta es la virtud de este prolífico comediante, transformarse en diferentes personalidades, como un gurú de la imitación.

Fue para el ritmo del folklore que el actor decidió interpretar a Horacio Guarany. La forma de hablar era idéntica y su anecdotario era variopinto como el de Guarany, sólo que, claro está, estaba exagerado por el humor. La hermosa bailarina Soledad Bayona lo acompañó aquel lunes 24 de agosto de 2015 sin poder contener la risa.

Entre los chistes que arrojó en vivo estuvieron uno en que un amigo le dijo "mi señora es un ángel", a lo que él le respondió: "¡Qué suerte! La mía todavía está viva". Mucha verborragia y una tonada elegante fueron las características que lo pintaron tal cual, obviamente sumado al increíble parecido físico.

El humorista le contó a Teleshow su recuerdo de aquella noche en la que hoy vuelve, pero con más emoción: "Hable con el ese día. Orgullo siento". Este viernes 13 de enero falleció a los 91 años el popular cantautor dejando una obra tan extensa como rica en importancia cultural. Para muchos, es el gran folklorista de la historia argentina. La que hizo Fredy, sin dudas su mejor imitación.