El lunes por la noche Claudio Villarruel regresó al piso de ShowMatch, y hasta hizo chistes con Marcelo Tinelli, como si los años no hubieran transcurrido y siguieran estando en el viejo VideoMatch.

En diálogo con Teleshow, el ex director artístico de Telefe contó por qué estuvo en el ciclo de El Trece. ¿Volvería a trabajar con Tinelli? Además, opinó sobre la actualidad de la televisión y sobre la cantidad de novelas enlatadas que ocupan el prime time: "Pueden ser un éxito, pero detrás de eso hay gente que se queda sin laburo.

—¿Por qué fuiste a ShowMatch?

—Fue una casualidad porque lo llamé al Chato (Prada) porque fue papá. Hacía mucho que no hablaba con él, y me dijo que un día fuera al programa. Fue un lindo momento, de muchos recuerdos. Si bien es otro programa al que hacíamos con Marcelo, vi al equipo; y es lindo encontrarte con gente que laburó con vos mucho tiempo. El afecto sigue intacto.

—¿Cómo fue regresar al estudio de ShowMatch después de tanto tiempo?

—Nunca había ido al piso desde que Marcelo se fue, había estado en el control. Me encontré con José María (Listorti), Larry (de Clay), las historias… El día que se escriba un libro…. sería muy divertido por las anécdotas que tenemos. Los vi muy aceitados a los chicos, mucho nivel de profesionalismo.

—Inevitablemente se te asocia con Telefe: ¿cómo fue estar en El Trece, después de la rivalidad histórica entre ambos canales?

—Con Adrián (Suar) competimos mucho, pasaban cosas divertidas. Siempre tuvimos la mejor, un relación de mucho respeto y mucha frontalidad. Hace seis años que renuncie a Telefe, así que las cosas se ven de otra manera.

Me fui hace seis años de Telefe así que hoy las cosas se ven de otra manera

—¿Cómo es tu relación con Tinelli?

—Con Marcelo hablamos. Le escribo cuando pierde San Lorenzo. No nos vemos mucho porque está siempre con millones de cosas, pero almorzamos hace un mes. La relación sigue intacta, no está la amistad de hace quince años, pero hay cariño y cuando nos vemos parece que el tiempo no pasó. Me quedé hablando con él en el camarín como antes, cuando terminábamos el programa.

Cuando nos vemos con Marcelo parece que el tiempo no pasó

—¿Volverías a trabajar con él o su equipo?

—Siempre es un placer, pero a la tevé abierta… Nunca digas nunca, pero cuando renuncié a Telefe veía que venía un momento de transición, de búsquedas. Hacía 20 años que estaba, y me parecía un buen momento para dar un paso al costado y darle lugar a nuevas generaciones. De esos lugares te vas cuando sentís que te empezás a repetir.

—¿Qué opinás de la televisión de aire actual?

—La televisión está muy homogeneizada: ves programas parecidos en todos los canales, ves enlatados en el prime time cuando antes se hacían dos tiras a la noche. Era otra tele, otro contexto. Hoy se maximizan ganancias con otra inversión. Hay muy poca gente creativa en la tele, se fueron más a las redes, a la web.

La televisión está muy homogeneizada, ves programas parecidos en todos los canales, ves enlatados en el prime time cuando antes se hacían dos tiras a la noche

—¿Es por falta de dinero, por el avance de la tecnología o falta de ideas?

—Es por falta de arriesgar: el proceso creativo es arriesgar y cuando hay dinero de por medio… Los canales están más concentrados en la inmediatez y en las planillas de cálculo de cuánto se gana y cuánto se pierde. Los directores artísticos están atados al tema económico y a ajustar los gastos, cuando la tele es pura creatividad. A veces hay que guardar plata para arriesgar, más con la competencia, el cable, Netflix. A mí me cuesta ver televisión abierta porque se reduce al vivo, deportivo y noticias; hay que meter ficciones y cosas que quiebren el statu quo. Se esta repitiendo mucho la tele.

Es por falta de arriesgar, el proceso creativo es arriesgar y cuando hay dinero de por medio…

—¿Cómo ves el futuro de la pantalla chica?

—Ojalá que con esta nueva compra de Telefe puedan invertir, porque hay argentinos que se quedaron sin laburo porque no se produce ficción. Detrás de las latas en el prime time puede haber un éxito, pero también mucha gente que se queda sin laburo.

Detrás de las latas en el prime time puede haber éxito, pero también mucha gente que se queda sin laburo

"Es un momento de transición: cuando entiendan el funcionamiento de las redes los canales, cosa que aún no pudieron monetizar, cambiará. Entenderán un poco más el negocio y podría haber cosas diferenciales. Falta singularidad", concluyó Villaruel.