Anastacia es una popular cantante que ha logrado construir una próspera carrera musical. Detrás de este éxito, la artista ha tenido que luchar duras batallas: a los 13 años le diagnosticaron la enfermedad de Crohn y luego debió enfrentar al cáncer de mama en dos oportunidades (2003 y 2013).

La intérprete ya había hablado públicamente de sus problemas de salud, pero por primera vez se animó a posar desnuda para la revista Fault, con el objetivo de mostrar cómo quedó su cuerpo, luego de someterse a muchas operaciones.

"Mis cicatrices son parte de mi viaje y un recordatorio de todas las cosas que pasé con mi mastectomía", aseguró a la publicación. "Solía resistirme a ellas, pero ahora me siento poderosa", agregó Anastacia.

En las fotos, se puede ver dos grandes marcas que le quedaron en la espalda. Sus múltiples tatuajes complicaron la mastectomía doble a la que tuvo que someterse. "Los cirujanos tuvieron que ir alrededor de mi tatuaje. Las cicatrices realmente debería haber estado en mi línea del sostén, pero para injertar la piel, los cirujanos necesitaban encontrar un lugar que no estuviera comprometido. No esperaba que fueran tan largas, pero era la única manera".

También, la celebridad señaló que mostrar sus cicatrices públicamente le daba muchos nervios, pero decidió sacarse esa presión, cansada de estar ocultándose de los fotógrafos cuando usaba bikini. "Quiero ser libre, sabiendo que esta producción va a estar disponible. Ahora sé que puedo estar en la playa y no preocuparme por lo que piense la gente", explicó.

Luego, manifestó que en un principio sintió que la enfermedad se había apoderado de su cuerpo, sin embargo logró recuperar su femineidad. "Cuando tenés tantas cirugías, perdés muchas sensaciones femeninas que nunca recuperás (…). Haciendo estas fotos siento que estoy volviendo a ser la mujer que era".