El gran temor de los participantes del “Bailando”: las lesiones
El gran temor de los participantes del “Bailando”: las lesiones

Comenzó hace diez años como un segmento dentro de ShowMatch. Un concurso de baile que poco a poco fue volviéndose más disputado, logrando convertirse en una competencia profesional. Y esa dureza con la que se entrena y se realizan las performance a veces puede fallar… y ocurren las lesiones.

Pero no es sólo autoexigencia, también hay descuidos, distracciones o simplemente mala suerte. Este martes 18 de octubre le tocó a Pedro Alfonso, fruto del esfuerzo diario en el entrenamiento, se lesionó el nervio ciático. Su partenaire, Flor Vigna, aseguró que no fue sólo el esfuerzo en el baile: "Él es un padre y está todo el día a mil, siempre cargando a alguien".

Pedro Alfonso y Flor Vigna
Pedro Alfonso y Flor Vigna

No fue la primera, en agosto Bailando: se lesionó Ernestina Pais. El físico le jugó una mala pasada y sufrió una fisura en el pie. Finalmente logró superarlo y, tras algunos días de recuperación, volvió a la pista. Luego, quedó eliminada.

A Barbie Vélez también le tocó. Lo que sufrió fue un esguince en el tobillo izquierdo y cuando mostró una foto del estado de su pie en Twitter todos quedaron boquiabiertos. "Increíble pero real", escribió: era el segundo ritmo que bailaba y todo indicaba que el anterior, la bachata, podría haber sido su debut y despedida. Por surte logró recuperarse.

El tobillo de Barbie Vélez
El tobillo de Barbie Vélez

Pero a veces la exigencia también tiene que ver con los trabajos paralelos de los famosos. Por ejemplo, el caso de Ángela Torres que se lesionó la rodilla mientras realizaba Peter Pan, la obra de teatro que protagoniza junto a Fernando Dente y Natalie Pérez. No pudo bailar el folklore, entonces fue directo al teléfono, pero por suerte zafó de quedar eliminada.

Pero si hay que hablar de lesiones, la más dura del año la tuvo Anita Martínez. Fue en vivo, en el duelo, mientras bailaba junto al "Bicho" Gómez e inmediatamente varios médicos corrieron a socorrerla. ¿Cómo fue? Cayó en un truco y se lesionó la rodilla. Para el próximo baile tuvieron que adaptar la coreografía ya que tenía una pierna prácticamente inutilizable.

Fue alarmante el momento. Tal es así que, según el relato del periodista Luis Piñeyro, la actriz, acostada en el suelo, no paraba de repetir asustada: "Me quebré, me quebré". La lista de estos percances es larga: también lo vivieron María del Mar Cuello Molar (fue antes de comenzar, pero por suerte pudo bailar igual) y Marcela Greco (la esposa de Martín Liberman que debió ser reemplazada).

A cualquiera le puede tocar. Es es el gran temor de los famosos. Luego, las decisiones de la producción pueden acorrarlo hasta la salida o darle una nueva oportunidad. Todos quieren quedarse, todos quieren ganar. Pero a veces no se puede.