Malena es una médica que viaja a un pueblo de Misiones para adoptar de manera irregular un bebe que acaba de nacer. Lo que parece un deseo cumplido, el de ser madre, se transforma en una pesadilla cuando el dinero, la corrupción y la extorsión digan presente en la historia.

Al igual que en sus anteriores películas, Diego Lerman nos cuenta la historia desde la mirada de una protagonista femenina fuerte (impecable Barbara Lennie), una mujer que se ve envuelta en una trama oscura de tráfico de bebés.

El filme transita por varios géneros, el drama, la road movie, el thriller y hasta el western. Ayudado por paisajes naturales imponentes y una cámara nerviosa, el director logra trasmitirnos una atmósfera fílmica agobiante en la que el personaje de Daniel Aráoz, funciona como "el villano" de turno, un hombre que aun cuando no ha revelado su verdadera naturaleza resulta inquietante.

Casi como un cierre de la trilogía que incluye La Mirada Invisible y Refugiado, Una especie de familia, es la mas redonda y efectiva de las tres, logrando tocar un tema urticante sin un argumento discursivo ni tomar partido.

Mi Calificación: 8 puntos