Claire, una joven "no muy popular" y con problemas familiares intensos, descubre una caja con poderes mágicos. El misterioso objeto puede concederle todo lo que desea, pero el precio que deberá pagar por ello será demasiado alto…

En los ochenta, una película clase B titulada La Lámpara, mostraba como un grupo de jóvenes caían como moscas ante la furia de un Genio que habitaba en su interior. Más cercana en el tiempo Wishmaster contaba una historia similar pero con mejores efectos y un interesante elenco. Este filme, 7 Deseos, dirigido por John Leonetti, responsable de la floja Annabelle, parece tomar un poco de ellos y también de la estética y puesta de las cintas de horror adolescente de los noventa como Sé lo que hicieron el verano pasado o Leyenda Urbana.

Por supuesto, hay una gran presencia de elementos tecnológicos, pero la trama y la idea remite a los clichés de aquellas películas: chicas hermosas, galanes y "loosers" de preparatoria y sobre todo muertes elaboradas e imposibles al mejor estilo Destino Final.

La presencia de Ryan Phillippe (ahora ya como padre y no como joven plagado de testosterona) es otro guiño al género "noventoso". Su papel de padre abatido con síndrome de Diógenes es de lo mejor del filme a nivel actoral. Sin caer en la solemnidad, funciona como un divertimento para jóvenes con ganas de sobresaltarse y luego reír en la oscuridad de una sala.

Mi calificación: 6 puntos