En los Estados Unidos hay una especie de fascinación por mostrar cómo funciona la política, y más específicamente en Washington. Son series que se desarrollan en esta ciudad, que muestran todo el establishment que maneja al país más poderoso del mundo. Por supuesto abundan las escenas dentro de la Casa Blanca, el salón oval, la sala de situación y, por supuesto, la bandera estadounidense a lo largo de los episodios.

Tal vez el más polémico de esta lista sea Frank Underwood, devenido en presidente demócrata estadounidense en House of Cards. La dupla en el poder de Frank y Claire nos mostró el lado más oscuro y nefasto del poder. La ambición desmedida y el temor a quedarse sin el mando, hacen de este mandatario de ficción el más odiado de las series.

Fitzgerald Grant interpreta a un presidente un tanto edulcorado en la serie Scandal, creación de la gran Shonda Rhimes. Allí Fitz dirime su poder entre ser el hombre más poderoso del mundo y sus problemas de alcoba con la eficaz Olivia Pope. Nos acordamos que es presidente solo porque la acción se lleva a cabo en la Casa Blanca y el salón oval, pero como gobernante deja mucho que desear.

Selina Meyer de Veep comenzó su carrera como vicepresidenta y sin duda es la más simpática de este grupo. Enmarcada en una sátira política, Julia Louis-Dreyfus desarrolla su papel con gran brillantez y hasta el ex presidente Barack Obama era fan de sus aventuras en Washington. "Probablemente, hace 20 años hubiera resultado casi imposible hacer una serie con una mujer como presidenta. Aunque esperemos que nunca sea Selina Meyer en la vida real. Yo nunca la votaría", comentó la actriz en una entrevista.

Tom Kirkman es el presidente que interpreta el ex "24", Kiefer Sutherland en la serie Designated Survivor. Llega al poder luego de que un atentado acabara con la vida de todo el gabinete. Él se convierte en el ciudadano designado para el cargo y asume la máxima responsabilidad de los Estados Unidos. Con varios lugares comunes, la serie se ganó su espacio y es una de las más consultadas y vistas.