Michael Fassbender es uno de los intérpretes más requeridos por los directores de cine en Hollywood y Europa. Con un físico envidiable, y considerado uno de los galanes del séptimo arte actual, no ha parado de hacer películas desde que debutó en 2007 en la épica cinta de espartanos 300.

Nominado al Oscar en dos oportunidades, ha filmado bajo la dirección de Tarantino, Cronenberg, ha sido Magneto en las cintas de los X-Men, Macbeth, Steve Jobs y por supuesto, el androide David en Prometeo, papel que vuelve a encarnar en Alien: Covenant, su tercer filme a las órdenes de Ridley Scott.

En esta nueva entrega de la saga Alien, Fassbender no solo encarna al sintético David, sino también a un ejemplar similar llamado Walter. Ponerse en la piel de dos personajes distintos en el mismo filme, fue todo un desafío para el actor.

En Londres, nos recibió a solas para contarnos más sobre su proceso de actuación, y también revelarnos si después de haber visitado otros mundos en la ficción, cree en la vida extraterrestre.