Los condones del futuro podrían estar recubiertos por una capa de hidrogel para combatir alergias y ganar resistencia (iStock)
Los condones del futuro podrían estar recubiertos por una capa de hidrogel para combatir alergias y ganar resistencia (iStock)

Investigadores del MIT desarrollaron un tipo de hidrogel que podría usarse para generar condones más seguros y confortables.

En un artículo publicado por la revista especializada Advanced Healthcare Materials se explica que el método consiste en añadir una capa de hidrogel (un polímero que contiene gran cantidad de agua y es blando) a diferentes elastómeros como la goma, el látex y la silicona.

LEA MÁS:

Como resultado se obtienen láminas de hidrogel que, además de ser suaves y flexibles, resultan impermeables para los virus y otras pequeñas moléculas. Esta particularidad lo convierte en un material ideal para hacer condones más resistentes y seguros.

Por otra parte, reduce la fricción y la incomodidad que ocasiona, en algunas personas, los condones tradicionales. A su vez, el hidrogel podría ser revestido con una capa de medicamentos para tratar la alergia al látex, por ejemplo.

Los investigadores del MIT Jinyao Liu y Giovanni Traverso estiran una lámina de hidrogel para demostrar su flexibilidad y resistencia
Los investigadores del MIT Jinyao Liu y Giovanni Traverso estiran una lámina de hidrogel para demostrar su flexibilidad y resistencia

Debido a su gran resistencia y flexibilidad, este hidrogel se podría emplear en otro tipo de productos, como los catéteres y ciertos elementos quirúrgicos.

No sólo se reducirían las chances de que el paciente adquiera una infección, sino que también se le proporcionaría mayor comodidad justamente por tratarse de un material sumamente flexible y adaptable.

"Demostramos que el hidrogel tiene el potencial de reemplazar a los elastómeros comunes. Tenemos un método para integrar geles con otros materiales y creemos que esto tiene el potencial de ser aplicado a diferentes instrumentos médicos que entran en contacto con el cuerpo", subrayó Xuanhe Zhao, integrante del departamento de Ingeniería Mecánica del MIT y quien lideró el equipo de investigación.

El producto también podría servir para identificar moléculas inflamatorias. A su vez, se le podría incorporar medicamentos que se irían desprendiendo de manera gradual para tratar ese tipo de afecciones.

LEA MÁS:

Cómo lo desarrollaron
El equipo de Zhao ya había experimentado con diferentes técnicas para elaborar hidrogeles resistentes y flexibles a partir de diferentes productos integrados, principalmente, por agua y polímeros.

Desarrollaron una técnica para unir hidrogeles con elastómeros tratando primero esas superficies (goma y silicona) con benzofenona, una solución molecular que, al ser expuesta a la luz ultravioleta, crea enlaces químicos resistentes entre el elastómero y el hidrogel.

Los investigadores aplicaron esas técnicas para fabricar una lámina de hidrogel: una capa de elastómero entre dos capas de hidrogel. Luego sometieron la estructura laminada a una serie de pruebas y llegaron a la conclusión de que se mantenía unida, sin daños ni roturas, aún cuando era estirada una y otra vez.

Este material aportaría mayor seguridad y comodidad para el usuario (iStock)
Este material aportaría mayor seguridad y comodidad para el usuario (iStock)

También hicieron otras evaluaciones y llegaron a la conclusión de que el material era totalmente impermeable, lo cual les hizo concluir que podría evitar el ingreso al cuerpo de los virus y otras pequeñas moléculas.

"Nuestro primer foco fueron los catéteres, porque son rígidos y no muy confortables, además, las infecciones de estos elementos son las responsables del 50% de las readmisiones en los hospitales", analizó German Parada, integrante del equipo de investigación.

LEA MÁS:

El experto explicó que luego decidieron aplicar este producto en los condones porque "los de látex producen alergias y molestias, y si se les añade compuestos al gel se puede mejorar la protección".

La investigación fue financiada, en parte, por la Oficina de Investigación Naval, el departamento de Nanotecnología del MIT y la agencia gubernamental Fundación Nacional para la Ciencia (NSF).

"Tenemos la capacidad de fabricar estructuras de hidrogel a gran escala, que podrían emplearse para recubrir varios instrumentos médicos. Esta es una plataforma tecnológica sobre la cual se pueden generar varias aplicaciones", concluyó Zhao.

LEA MÁS: