El gobierno alemán podría comenzar a espiar las conversaciones de servicios de mensajería como WhatsApp y Telegram.

El tema fue abordado en el marco de la conferencia de los ministros del interior de los 16 estados federados del país que se realizó esta semana en Dresde.

Allí se acordó, por unanimidad, ampliar las posibilidades de interceptar las comunicaciones que realicen personas consideradas peligrosas, a través de servicios de mensajería como los mencionados anteriormente.

En la actualidad las autoridades sólo cuentan con aval legal para interceptar los correos electrónicos y SMS de sujetos sospechosos.

Cerca del 70 % de las comunicaciones calificadas como relevantes por las fuerzas de seguridad se realizan a través de aplicaciones para celulares como WhatsApp, según datos de la Oficina Federal de Investigación Criminal (BKA, por sus siglas en alemán).

"Las autoridades deben estar en disposición legal y técnica de poder intervenir esos mensajes y evaluarlos", destacó el ministro alemán de Interior, Thomas de Maizière, durante la conferencia de prensa que se celebró en Dresde.

Luego del atentado que ocurrió a fines de diciembre en Berlín y en el que murieron 12 personas, las autoridades acordaron mejorar la colaboración y coordinación entre los servicios de inteligencia de las distintas regiones del país.

LEA MÁS: