Luego de la estafa que se viralizó por Google Docs y afectó a todo el mundo, Google decidió implementar una nueva medida de seguridad para combatir el phishing (engaño para obtener los datos de lo usuarios).

A partir de ahora, cuando en un mail se incluya un link que parezca sospechoso, Google emitirá una alerta al usuario diciendo que "el sitio que se intenta visitar fue identificado como falso" y que se trata de un engaño para que se "revele información sensible, personal o financiera".

Esta herramienta ya se comenzó a implementar y llegará, de forma gradual, a todos los países, en los próximos días.

El hecho de que se emita la alerta no quiere decir que el correo sea necesariamente nocivo, sino que resulta sospechoso y que se sugiere que el usuario evite ingresar en el enlace que incluye el mail.

El ataque de phishing de la semana pasada afectó a un 0,1% de los usuarios de Gmail, según Google. Esto representa, al menos, un millón de usuarios.

El gigante informático dijo que pudo detener el engaño en pocas horas. Además, desde su blog, la empresa recuerda que los hackers habitualmente buscan nombres de usuarios, cuentas bancarias, contraseñas y cumpleaños. Toda información confidencial que la empresa nunca solicitaría, con lo cual ése es un primer indicio para identificar cuando se trata de una estafa.

El engaño involucró un link malicioso que se difundió tal como se muestra en el siguiente gif:

El correo llegaba desde el mail de un contacto conocido que compartía el supuesto Google Doc de un remitente llamado 'hhhhhhhhhhhhhh'.

Una vez que se ingresaba al enlace, se abría una interfaz como la que surge cuando se abre un documento de Google y ahí se solicitaba al usuario que ingresara su mail. Al hacerlo, automáticamente la cuenta quedaba vulnerada y el mensaje malicioso se reenviaba a todos los contactos del usuario.

LEA MÁS: