El equipo de investigación y desarrollo Google Brain logró desarrollar una tecnología capaz de convertir imágenes pixeladas en fotos nítidas.

Tal como se muestra en el informe presentado, partiendo de imágenes de apenas 8×8 píxeles, donde es imposible distinguir el rostro de la persona retratada, las redes neuronales, entrenadas especialmente para esta tarea, adivinan cómo sería lo que no se ve para construir una imagen de 16×16 o 32×32 píxeles.

En una segunda instancia, las redes suman detalles a la imagen, en función de probabilidades. Para hacerlo, la red fue previamente expuesta a una gran cantidad de imágenes del mismo estilo de la que se busca mejorar.

Así, la inteligencia artificial aprende, por medio de este entrenamiento, a identificar qué puede representar un pixel según su ubicación: ejemplo, si es parte del cabello, del ojo o los labios.

El resultado final es una fotografía con mayor resolución, creada por la fusión del trabajo realizado por las dos redes neuronales.

Las imágenes resultantes no son reales, sino construcciones hechas por la inteligencia artificial en base a probabilidades.

(Google)
(Google)

Tal como se ve en las imágenes, esto permite que se logren fotos donde se ven con nitidez los diferentes rasgos de la persona. Sin dudas, un gran avance que permitiría reconstruir y recuperar muchas fotos que, de otra manera, sólo resultan ser un amontonamiento de píxeles desordenados.

LEA MÁS: