Kimbo Slice, un conocido peleador de artes marciales mixtas (MMA, por sus siglas en inglés), falleció el lunes a los 42 años. Así lo anunció Bellator, la compañía donde se desempeñaba. Además de ser conocido por sus dotes como luchador, fue una de las primeras celebridades en YouTube.

Slice, cuyo nombre real era Kevin Ferguson, comenzó a usar la famosa red social de videos en 2005, antes de que el sitio se lanzara oficialmente.
El nombre de Kimbo, que antes de convertirse en una estrella en la web había trabajado como conductor de limusina y personal de seguridad en un club de strippers, era más conocido que el de la mismísima plataforma. Al menos en aquel entonces.

La muerte de Kimbo sorprendió. El lunes a la mañana fue hospitalizado luego de que sintiera fuertes dolores en el pecho. Al cabo de unas horas, murió.

Kimbo Slice se convirtió en una celebridad de la web (AFP)
Kimbo Slice se convirtió en una celebridad de la web (AFP)

"Kimbo Slice es conocido por ser una de las primeras celebridades de YouTube", aseguró el director y actor estadounidense Kevin Connolly en 2011. Connolly tenía intención de hacer una película sobre la vida de este emblemático luchador. "El suyo es el primer nombre que alguna vez escribí en YouTube. sus peleas aparecían en internet y de pronto se convirtió en una celebridad", destacó.

El lunes a la mañana fue hospitalizado luego de que sintiera fuertes dolores en el pecho.

El truco de Slice era sencillo: desafiaba a sus vecinos a tener peleas a golpes de puño y luego seguía con los enfrentamientos en un patio, estacionamiento o almacén en el sur de Florida. Los tipos musculosos y arrogantes que solía enfrentar inevitablemente terminaban tirados en el piso y con la nariz chorreando sangre.

Slice generalmente se mostraba muy operativo y "prolijo" sobre este tema. Quizás eso explique su éxito. En un video se lo ve tratando de asistir al hombre a quien minutos antes le había roto la nariz. Todo muy "profesional".

Para 2006, los videos de Slice se habían visto varias millones de veces, y en aquel entonces los videos de YouTube tenían apenas un promedio de ocho millones de visitas diarias.
La revista Rolling Stone lo describió como "el rey indiscutible del mundo de las peleas de puño".

Se volvió tan popular que dejó de ser parte del under para debutar profesionalmente como peleador de artes marciales mixtas en 2007.

Pero su performance en el mundo profesional no fue tan buena. Incluso él mismo decía que técnicamente hablando no tenía mucha pericia. Su desempeño era variable y algunas de sus presentaciones dejaban mucho que desear. En marzo, una de sus victorias quedó eliminada luego de que le diera positivo un control antidoping: había consumido esteroides.

Pero nada de eso quita el hecho de que Slice cambió internet, o al menos anticipó mucho de los modos en que funciona en la actualidad. Se dio cuenta muy rápido el potencial que tenían los videos crudos, sin editar.

Kimbo Slice en un enfrentamiento (AP)
Kimbo Slice en un enfrentamiento (AP)

Antes de que se pensara posible una carrera para celebridades online, incluso antes de que el concepto tuviera sentido, él logró pasar de hacer videos caseros a participar de peleas que se emitían por la cadena CBS.

YouTube tiene muchos videos de peleas ahora (tiene mucho de todo, en realidad). Y muchos comentaristas y luchadores que comenzaron a usar YouTube cinco o seis años después de que lo hiciera Slice lo superaron con creces. Pero incluso ellos reconocen que fue él quien dio inicio a este género de videos espontáneos en la web. Algunos, incluso, no dudan en llamarlo "el creador de YouTube".

Por Caitlin Dewey de The Washington Post