Tres allanamientos en los partidos bonaerenses de San Isidro y San Martín terminaron con la captura de cinco presuntos narcos que vendían cocaína en un kiosco ubicado frente a un colegio.

El primer allanamiento se hizo en un kiosco ubicado en la avenida Fleming al 2300, frente al Colegio Bernardino Rivadavia, donde se detuvo a un hombre de 42 años y a una mujer de 36. En su poder tenían una bolsa con 25 envoltorios de nylon blanco con cocaína en su interior listos para ser comercializados, y $12 mil pesos en efectivo, que los investigadores creen que es producto de la venta droga.

En paralelo hubo otros dos allanamientos en  la llamada "villa Corea", en José León Suárez. Uno fue en Pasaje 39 al 7000, donde fueron detenidos dos sujetos de 62 y 27 años. Allí la policía encontró y secuestró dos bolsas de nylon transparente con 600 gramos de cocaína compactada. También había un pequeño rallador y una balanza electrónica.

El otro operativo fue en Padre F. de Grote y Sarmiento, donde fue apresado el último integrante de la banda detenido. Tenía, también, una bolsa con cocaína compacta, esta vez, 350 gramos, además de una balanza Starck, y una pistola calibre 9mm con la numeración suprimida, con un cargador completo y 42 proyectiles intactos.

Los operativos estuvieron encabezados por personal de la comisaría décima de San Isidro, a raíz de una investigación por comercialización de drogas impulsada por el fiscal Matías López Vidal, titular de la Unidad Funcional de Instrucción en la Investigación de Drogas Ilícitas, y que contó con la intervención del juez Ricardo José Costa, del juzgado de Garantías 1, ambos de San Isidro.