(La Izquierda Diario)
(La Izquierda Diario)

Seis ex represores fueron condenados este viernes a prisión perpetua por delitos de lesa humanidad cometidos durante su actuación en el denominado "Operativo Independencia", iniciado el 5 de febrero de 1975, durante el gobierno constitucional de Isabel Perón.

Todos los acusados eran ex militares y ex miembros de la policía tucumana, acusados de delitos contra 271 víctimas, integrantes de Montoneros y del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP).

De entre los 17 acusados, seis recibieron la máxima pena por parte del Tribunal Oral Federal de Tucumán. Entre ellos se encontraban Roberto "El Tuerto" Albornoz, Armando de Cándido, Ricardo Oscar Sánchez, Jorge Omar Lazarte, Miguel Ángel Moreno, y Enrique José del Pino. Por su parte, Néstor Rubén Castelli fue condenado a 18 años de prisión, Jorge Capitán a 16 años, Manuel Rubén Vila a 10, y Pedro López a 4 años de encarcelación.

Todos ellos fueron encontrados culpables de delitos de lesa humanidad por privación ilegítima de la libertad, tormentos y homicidios agravados, abusos y violaciones sexuales sobre las víctimas, que solo fueron mencionadas a partir de sus iniciales. Además, el TOF aseguró que los abusos y violaciones deben ser considerados como "crímenes contra la mujer y violencia de género".

Roberto "El Tuerto" Albornoz, ex policía había sido condenado en 2001 a cadena perpetua por los crímenes de Juan Carlos Aguirre y de Margarita Susana Azize Weiss, dos militantes del grupo Montoneros.

Por lo demás, siete de los acusados fueron absueltos: José Ernesto Cuesta, Ramón César Jodar, Camilo Orce, José Luis del Valle Figueroa, Alberto Svendsen, José Roberto Abba y Omar Edgardo Parada.

Gabriel Casas, Carlos Jiménez Montilla y Juan Carlos Reynaga fueron los jueces encargados de atribuirles las correspondientes penas y firmar los fallos de los acusados por los hechos de represión en lo que fue el proceso más grande efectuado en el TOF tucumano.

La audiencia de este viernes, convocada para las 15.00, demandó más de dos horas de lectura del veredicto, ante una sala colmada de familiares de las víctimas que colocaron carteles con sus fotos y celebraron algunas de las sentencias condenatorias.

La asociación civil Abuelas de Plaza de Mayo se refirió a lo realizado esta tarde como "la megacausa más grande que se ha enjuiciado en el Tribunal Oral de Tucumán. De los 20 imputados iniciales, han quedado 17 acusados vivos, de los cuales 10 están presentes en Tucumán y 7 siguen las instancias del proceso a través del sistema de videoconferencia desde Buenos Aires" y detalló: "Entre los casos juzgados se encuentran seis mujeres secuestradas embarazadas cuyos hijos, nacidos en cautiverio, continúan desaparecidos".

LEA MÁS: