Una niña de 10 años dio a luz en un hospital de la ciudad mendocina de Maipú y la familia decidió dar la beba en adopción, en tanto que la Justicia dispuso extraer muestras de la recién nacida para identificar al autor del abuso sexual que sufrió la menor.

Se trata de un caso que se conoció semanas atrás, cuando la madre de la chica la llevó a un hospital porque tenía dolores abdominales y allí los médicos comprobaron que cursaba un embarazo de 32 semanas.

Según publicó hoy el portal del diario El Sol de Mendoza, la niña dio a luz por cesárea la semana pasada en el Hospital Regional "Diego Paroissien", de Maipú. La niña y el bebé se encontraban en buen estado de salud y fueron dados de alta.

La recién nacida "no se encuentra junto a su mamá porque será dada en adopción", informó el fiscal adjunto Gonzalo Nazar al diario provincial.

Por el caso, que por la edad de la niña no se tiene en cuenta un eventual consentimiento, se encuentra detenido un primo de la víctima, de 23 años, que vivía en su misma casa y fue imputado de abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo y por la convivencia por la fiscal Cecilia Bugnert.

Pero aparentemente la nena también habría sido abusada por un tío materno, de 15 años, que por ser menor de edad no cumple prisión. "La muestra (de material biológico) ya fue tomada y se le dio tres días a la defensa por si quiere poner un perito de parte", precisó el fiscal adjunto sobre los estudios de ADN que fueron ordenados.

LEA MÁS