Este mediodía, Carmen Wilhem (74) estaba barriendo la vereda de su casa ubicada en la intersección de Liniers y Dorrego, en Bernal, cuando de pronto un auto gris se detuvo (aparentemente un Volskwagen Suran),  descendieron dos delincuentes e ingresaron al domicilio.

Norberto Palopoli (78), el esposo de la mujer, quien sería efectivo de seguridad retirado, al ver lo que pasaba tomó su arma y comenzó a disparar. Los delincuentes, armados, respondieron al tiroteo e hirieron de bala al dueño de la vivienda en el tórax y su mujer recibió impactos en su rostro y en uno de sus brazos.

En la resistencia, uno de los delincuentes falleció y el otro está internado y detenido.

Por su parte, el jubilado de 78 años fue sometido a cirugía y está en terapia intensiva en el Hospital de Quilmes. La mujer evoluciona mejor y sin riesgo de vida.

La semana anterior, había habido otro entradera a pocas cuadras del hecho en la que una mujer de 85 años murió de un infarto.

LEA MÁS