El viernes pasado  el juez de la Suprema Corte de Justicia bonaerense Héctor Negri sufrió un asalto en su casa de Banfield, partido de Lomas de Zamora, ubicada frente a la vivienda del intendente , Martín Insaurralde.

El robo fue descubierto por el propio juez cuando llegó a la propiedad, ubicada en San Martín y French y de la que se habían llevado dinero y otros objetos de valor.

"Yo llegue y me encontré con todas las luces prendidas, cuando yo las había dejado apagadas. Y después muebles destrozados. El ensañamiento fue muy fuerte", contó Negri, que al ser consultado por si cree que existió alguna relación entre el hecho y la cercanía con la casa de Insaurralde, contestó: "No quiero arriesgar hipótesis. No le puedo dar certeza del motivo". "Uno se siente violado y vulnerado", agregó.

"Abrieron las rejas y cruzaron por el patio de entrada, intentaron abrir la ventana, fracasaron y luego rompieron la puerta de entrada a golpes. Adentro hicieron unos destrozos terribles", detalló el juez en diálogo con el canal de noticias TN.

El robo se produjo cuando no había nadie en la vivienda y, según las primeras pericias, fue protagonizado por al menos dos hombres que forzaron uno de los ingresos, en una zona en la que hay varias garitas de seguridad privada y donde habitualmente circulan móviles policiales.

Por su parte el intendente de Lomas de Zamora opinó que "es raro" que hayan robado en la casa del juez de la Suprema Corte provincial ubicada frente a su propiedad y reclamó la ayuda del presidente Mauricio Macri y la gobernadora María Eugenia Vidal.

"Enfrente de mi casa… a un juez de la Suprema Corte. Entraron en el momento en el que estaba jugando (el equipo de fútbol del Club) Banfield  y había policías afectados a esa tarea", evaluó Insaurralde e declaraciones al mismo medio televisivo y aprovechó para reclamar los 127 efectivos policiales que le había prometido el gobierno bonaerense.

Este nuevo hecho delictivo se da en el marco de una sucesión episodios de ese tenor ocurridos en Lomas de Zamora, que incluyen el homicidio del niño de 3 años Paulo Agustín Bustamante, asesinado de un balazo en la espalda por dos delincuentes que asaltaron a su padre cuando iban a comprar una pizza en la localidad de Villa Centenario.

LEA MÁS