La historia de Brenda, la joven de 24 años de Pozo del Molle que salió a caminar el lunes por la noche y fue encontrada muerta ayer martes a la mañana en una obra en construcción, moviliza a la provincia de Córdoba y al país. Ahora, un trabajador ocasional que estaba en el pueblo y había llegado desde Santa Fe es el único acusado por el hecho.

Una alta fuente policial confirmó la detención. Según publica el diario cordobés La Voz, el hombre trabajaba en un campo de la zona de Las Varillas, cerca de Pozo del Molle, donde ocurrió el crimen y tendría antecedentes.

En base a la información brindada por el medio local, se pudo saber que este único sospechoso por el crimen de Brenda fue arrestado en Trichera, pueblo del departamento de San Justo, ubicado a 12 kilómetros del lugar del hecho, al que habría llegado en camión.

Lo que puede parecer un detalle no lo es, en su declaración esta persona dijo haber abandonado Pozo del Molle en colectivo, pero no fue así ya que lo perdió, y terminó yéndose en camión. El desfasaje puede tener que ver con un intento del acusado, por ubicarse a la hora del asesinato lejos del lugar de los hechos. "Estaba muy nervioso", dejó saber el fiscal René Bosio.

Sólo un detenido

"No descarto que en el asesinato de Brenda Arnoletto pueda haber actuado más de una persona", sumó  Bosio en su relato.

La autopsia determinó que la joven de 24 años fue asesinada y violada cerca de la medianoche del lunes y murió "por asfixia por estrangulamiento".

"Fue fuertemente golpeada en casi todo el cuerpo", agregó el fiscal, confirmando que además había habido violación y que según reveló la autopsia ella intentó defenderse. "Tenía dos uñas de los dedos de sus manos quebaradas", precisó Bosio.

Además indicó que todo fue remitido a Toxicología y Anatomía Patológica de la Policía judicial para sus respectivos análisis, para dar con el perfil genético del supuesto agresor.

LEA MÁS