Marcos Esteban Bazán, sospechoso del crimen de Anahí
Marcos Esteban Bazán, sospechoso del crimen de Anahí

Familiares y amigos de Marcos Bazán, quien se encuentra detenido como sospechoso de violar y asesinar a Anahí Benítez, publicaron este viernes una carta dirigida a los padres de la víctima para exigir la liberación del orfebre reclamar "un poco de justicia".

El documento, firmado por un colectivo de allegados a Bazán, señala que que no desean "participar del juego mediático que nos quiere enfrentar, que distorsiona permanentemente la realidad y nos desvía del objetivo principal", que es, sostienen, encontrar "verdad y justicia" sobre el crimen de la estudiante que apareció asesinada y enterrada el 4 de agosto en la reserva Santa Catalina de Lomas de Zamora.

La carta fue difundida a través de la cuenta de Facebook Libertad para Marcos Bazán, justicia real para Anahí. Desde ese grupo, además, llamaron a una movilización a realizarse ayer viernes en la Plaza Grigera de Lomas de Zamora, frente a la municipalidad, para expresar que "¡Marcos es inocente!".

El colectivo se presenta como "estudiantes, laburantes y vecinos gente de barrio", y se definen como "militantes por la igualdad y tener una sociedad más justa y solidaria".

En el documento, sostienen que Bazán es "un perejil" y que "desde el primer momento" acompañaron a los amigos amigas de Anahí en la búsqueda del homicida. Y aseguran: "Queremos que sepan que declaramos bajo juramento y que jamás defenderíamos a un asesino ni a un violador, porque eso iría en contra de nuestros principios".

"Si en esta investigación existieran pruebas que incriminen a Marcos, jamás exigiríamos su libertad. Pero una persona inocente no debe ser castigada por un crimen que no cometió. Queremos que el asesino sea juzgado y encerrado hasta el último día de su vida para que se haga un poco de justicia, ya que la injusticia es inmensa y se instaló para siempre el día que se llevaron a Anahí", agregan.

En otro tramo del texto, rechazaron el cruce promovido por algunos medios entre los allegados del detenido y los familiares de Anahí. "No queremos participar del juego mediático que nos quiere enfrentar, que distorsiona permanentemente la realidad y nos desvía del objetivo principal que es encontrar a los verdaderos culpables".

"Tampoco queremos ser cómplices de un Estado que no garantiza derechos constitucionales, no queremos ser cómplices de investigaciones poco transparentes ni de policías que aprietan ilegalmente a detenidos", concluyeron.

Esta semana, Marcelo Villalba, el otro detenido acusados por el crimen de Anahí Benítez, fue procesado en otra causa, en la que está acusado de haber manoseado a una mujer en el microcentro porteño.

LEA MÁS