Adolfo Pérez Esquivel (DyN)
Adolfo Pérez Esquivel (DyN)

Efectivos de la Policía de la Provincia detuvieron a dos hombres que asaltaron al Premio Nobel de Paz Adolfo Pérez Esquivel. El procedimiento se llevó a cabo en una casa de la localidad de Esteban Echeverría esta madrugada.

Según confirmaron a Infobae, los sospechosos, de 35 y 36 años, cuentan con amplios antecedentes penales. De hecho, hace pocos meses habían recuperado la libertad tras cumplir condenas por robo.

Uno de los detenidos
Uno de los detenidos

En el lugar se incautó un revolver calibre 22 largo con seis cartuchos, un handy para escuchar frecuencias policiales, dinero moneda nacional y dolares y todas las las medallas y premios que le robaron.

Pérez Esquivel fue víctima el jueves de un violento robo cuando se encontraba en su casa en el partido bonaerense de San Isidro. El hecho se produjo alrededor de las 15:45 cuando los delincuentes aprovecharon que el nieto de Pérez Esquivel sacaba la basura para entrar a la vivienda.

Una vez adentro, los ladrones ataron y amenazaron al Nobel de la Paz de 85 años, quien también es presidente de la Comisión Provincial de la Memoria, y le pidieron que entregara dinero y objetos de valor. Los asaltantes se llevaron joyas, 4.500 dólares, 3.000 pesos, 3.000 euros y teléfonos celulares.

Luego de analizar las cámaras de seguridad del barrio, los investigadores lograron registrar a los dos sospechosos y un  Citroen C3 Air Cross en el que se movilizaron durante el robo. Con esta información, esta madrugada ubicaron el vehículo en las inmediaciones de una casa en la localidad de Esteban Echeverria y procedieron inmediatamente al allanamiento. Fue así que detuvieron a Sergio Enrique Vázquez (35) y a Rubén Alberto Cuttiz (36), dos delincuentes con antecedentes.

Incautaron también teléfonos denunciados por las víctimas, indumentaria utilizada en hecho, guantes, una camioneta Mercedes Benz que- según una investigación- utilizaron en otros hechos cometidos en la zona de San Isidro. Intervino la UFI de San Isidro, a cargo del fiscal Claudio Scapolan.

A través de las redes sociales, la familia Pérez Esquivel difundió un comunicado en el que detallaron lo ocurrido: "Ninguno de los tres fue golpeado y se encuentran bien, pero fueron atados mientras se llevó a cabo el robo durante aproximadamente 45 minutos". A si turno, el propio Premio Nobel contó lo que vivieron y dejó entrever que no se trató de un hecho al voleo.

"Lo empujaron, lo amarraron, lo ataron, lo encerraron en una habitación y esperaban a que nosotros lleguemos. Cuando llegamos yo puse el coche en la cochera. Bajó mi señora para abrir el portón, pero veía que no salía. Cuando abre, se meten en el coche. Me dice: 'tenemos a la familia, no haga nada'. Ahí comenzaron a sacar todo. A mi señora la ataron en la habitación de mi nieto. A mí me llevaron a que les entregue el dinero, las joyas. Se llevaron muchas condecoraciones de distintos países, premios, cosas de oro, plata. El dinero que tengo para los viajes. Actuaron muy profesionalmente", relató el premio Nobel.

En ese sentido, sostuvo que no actuaron al voleo y que sabían a dónde habían entrado a robar. "Se movían con mucha precisión, con guantes. No querían que los miremos. Eran educados, así no gritaban ni nada. Les entregamos las cosas y después me ataron. El aspecto era de unos 30 años. Estaban de sport, pero ropa buena. El pelo muy bien recortado tipo militar. Actuaron con mucha precisión. No fue golpeado ninguno de mi familia. Revisaron los pasaportes. Sabían perfectamente donde entraron. Leían mi nombre y veían lo que era. Tenemos que evaluar. No tenemos una cosa muy clara de lo que pasó", agregó.