Unas 27 escuelas porteñas permanecían tomadas por alumnos en rechazo a la reforma educativa, mientras la ministra de Educación de la ciudad, Soledad Acuña, dijo que el instructivo sobre tomas de establecimientos no fue emitido por la cartera a su cargo, y los estudiantes realizaron una nueva marcha.

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, afirmó que "no hay ni un solo papel firmado sobre la reforma educativa por la que paran" y en declaraciones al canal LN+ aseguró que "no hay nada definitivo, estamos en proceso de diálogo".

Los establecimientos tomados, entre otros, son la Escuela Superior de Comercio "Carlos Pellegrini", la Escuela Normal "Mariano Acosta", el Colegio Nacional de Buenos Aires, la Escuela Nº 1 D.E. 12 "Julio Cortázar" y la Escuela Nº 3 D.E 7 "Padilla".

La llamada Secundaria del Futuro se sustenta sobre las bases de reducción de contenidos específicos y flexibilización laboral

Los alumnos también continuaban con la ocupación en la Escuela de Música "Juan Pedro Esnaola", en el Normal Nº 1 "Roque Saenz Peña", en el Liceo Nº 9 "Santiago Derqui" y en la Escuela N° 15 D.E 17 "Antonio Devoto".

La Coordinadora de Estudiantes de Base (CEB) rechazó la reforma educativa en un comunicado difundido en su cuenta de la red social Facebook, donde sostuvo que "la llamada 'Secundaria del Futuro' se sustenta sobre las bases de reducción de contenidos específicos y flexibilización laboral en manos de empresas privadas". "El objetivo del aprendizaje, según especifica el documento de la reforma, dice: 'El objetivo no está centrado en el aprendizaje de contenidos, sino en el enfoque por capacidades necesarias para la sociedad del futuro'", advirtió el texto.

Télam
Télam

Los estudiantes, en el marco de la toma de unas 27 escuelas según expresaron en el texto, marcharon desde el ministerio de Educación de la Nación, en el barrio porteño de Recoleta, hacia la cartera que encabeza Soledad Acuña, en el Bajo porteño, con un alto en Plaza de Mayo.

Acuña, en tanto, fue notificada por la jueza en lo contencioso administrativo y tributario de la Ciudad de Buenos Aires, Elena Liberatori, de la suspensión que dispuso en la aplicación del instructivo del gobierno porteño para casos de alumnos que tomen establecimientos por reclamos relativos a la política educativa o problemas edilicios, entre otros.

La magistrada, que aceptó el jueves una medida cautelar, pidió a la funcionaria que en un plazo de 48 horas informe sobre la disposición suspendida.

Fuentes judiciales reportaron que la ministra porteña ratificó ante la jueza que la cartera a su cargo no presentó ningún instructivo, pero admitió que sí fue difundido desde cuentas de correos electrónicos del ministerio.

Al término del encuentro, Acuña afirmó que seguirá trabajando para "normalizar las actividades" en los establecimientos y destacó que "lo importante es que podamos seguir trabajando con las familias y las escuelas para que se puedan seguir las clases".

El Defensor del Pueblo porteño, Alejandro Amor, quien estuvo presente en la audiencia entre la jueza y la ministra, expresó que "ahora más que nunca debemos profundizar el diálogo que es el único camino para acercar posiciones" y propuso la conformación de "un espacio de diálogo permanente sobre la reforma educativa".

La Unión de Trabajadores de la Educación (Ute-Ctera) sostuvo en un comunicado que "los trabajadores de la educación continuamos movilizados contra la reforma de la escuela secundaria que promueve el Gobierno de la Ciudad a espaldas de estudiantes, familias y docentes".