Quince jóvenes colombianos lograron modificar la agenda del papa Francisco. Durante 30 minutos integrantes de Scholas Colombia tuvieron una charla íntima con el Papa acerca de la experiencia que vivieron en Scholas Ciudadanía.

El grupo le entregó las conclusiones y propuestas de su trabajo sobre las problemáticas de corrupción, embarazo adolescente, discriminación y violencia. Representaron a más de 1.500 compañeros de escuelas públicas y privadas de Colombia que también los acompañaron durante la misa realizada minutos antes del encuentro.

Al terminar la misa –de la que participaron 1.300.000 jóvenes– los representantes de Scholas Colombia tuvieron un regalo sorpresivo de parte del Papa

"Quiero agradecerles que se hayan animado a vivir esta experiencia de Scholas en su ciudad y que hayan logrado la armonía a través del arte. Los invito a continuar aquí en su país y a promoverlo entre los jóvenes. Agradezco al equipo de argentinos que los han formado y a los universitarios de Colombia que han colaborado", les expresó Francisco a los jóvenes.

También agradeció a la ministra de Educación de Colombia, a los alcaldes y al representante del BID que los acompañaban.

Además, uno de los jóvenes, Santiago, en nombre de todos sus compañeros, compartió con el Santo Padre una poesía que escribió durante el programa Scholas Ciudadanía.

El papa Francisco también recibió a Michelle (16 años), una joven sorda y embarazada. Ella le entregó al Santo Padre sus propuestas sobre embarazo adolescente y violencia.

Estos jóvenes han participado y se han capacitado en los programas de Scholas Ciudadanía durante el último año para poder llevarlo a sus comunidades y generar cambios.

Durante los primeros meses del 2017 se realizaron las primeras experiencias de Scholas Ciudadanía en Medellín y Barranquilla, continuando luego con las prácticas de deportes con valores y capacitando estudiantes de Bogotá.

Al terminar, el Papa le dijo a todos los chicos de Scholas que "sigan haciendo lío en el mundo". Bendijo el vientre de Michelle, la felicitó por su valentía y festejó aplaudiendo en lenguaje de señas.