La Aduana subastará en Mendoza mil productos importados confiscados en los pasos fronterizos de la zona de Cuyo en los últimos cinco años, en un remate que se calcula con una base que alcanzará los $6 millones. El remate, que sería el mayor realizado fuera de Buenos Aires, se realizaría a principios de septiembre, entre los días 6 y 8.

Computadoras, celulares, electrodomésticos, autos y artículos deportivos figuran en la lista de productos rematados en sede aún a confirmar, aunque se sabe que estará organizado por el Banco Ciudad, al igual que los realizados en Buenos Aires.

Entre los productos que iran al remate, según publica un diario local, se encuentran iPhones, celulares Samsung Galaxy, cámaras de video de primeras marcas, además de palos de golf y equipos de parapente, al igual que cinco automóviles y equipos para la industria vitivinícola.

Voceros de la Dirección General de Aduana remarcaron que el evento tiene por objetivo, más que el recaudatorio, el de liberar los depósitos atiborrados en medio del boom de las compras en Chile.

La mercadería fue confiscada tanto a empresas como a viajeros provenientes de Chile por pasos fronterizos tanto de Mendoza como de San Juan por distintas irregularidades, que llegan al intento de contrabando.

La semana pasada, el gobernador de Mendoza Alfredo Cornejo adelantó que está trabajando en un proyecto para crear una especie de "zona franca para mendocinos" para atenuar la oleada de compras de argentinos en Chile y reducir los precios de los productos importados en la provincia.

La economía provincial atraviesa una encrucijada ante el permanente flujo de mendocinos que van a hacer su paseo de compras al país vecino, donde el precio de los productos es un 60% menor que en la Argentina.

Chile asoma como una "Nueva Miami" para los tours de compras. Se calcula que unos tres millones de argentinos viajaron en 2016 al país trasandino, donde realizaron compras por unos USD 800 millones. Una situación comparable sucede en las provincias linderas o cercanas a Paraguay, donde el consumo de los lugareños se vuelca al país vecino.

Como una medida para contener el aluvión de compras en los shopping de Chile, la AFIP dispuso levantar en Mendoza las restricciones aduaneras para importar juguetes, bicicletas y calzado desde el vecino país, operatoria que estaba vedada por vía aduana.

LEA MÁS